Política / 20 de marzo de 2013

Empresas ligadas a Boudou recibieron el doble de pauta oficial

Por

El vicepresidente Amado Boudou ayer en un acto en Casa de Gobierno.

Este mes se conocieron las planillas con el detalle de los fondos que asignó el Gobierno a la publicidad oficial durante el primer semestre de 2012. El gasto sigue siendo millonario y con grandes beneficios para los medios oficialistas del empresario Sergio Szpolski o el diario Página 12, por dar dos ejemplos. Pero los dineros del Estado también fueron dirigidos hacia empresas vinculadas al vicepresidente Amado Boudou.

El empresario Juan Carlos López recibió importantes sumas de pauta oficial a través de dos empresas que dirige. Una es Rock Argentina SA y la otra, WSM SA. En la primera, dedicada a la gestión de espectáculos artísticos y a la publicidad, comparte directorio con Ignacio Danuzzo Iturraspe, el abogado que representa a José María “Nariga” Nuñez Carmona -el alter ego de Boudou- en la caso Ciccone. Este letrado tuvo sus 15 minutos de fama el año pasado, cuando entregó en el Consejo de la Magistratura unos mensajes de texto que intercambió con el juez Daniel Rafecas, quien investigaba la causa. Por este incidente, Rafecas fue apartado del expediente.

Lopez además preside WSM SA, donde comparte directorio con Leticia Nuñez, la hermana de “Nariga”. Esta empresa también está dedicada a la organización de espectáculos artísticos y a la publicidad, al igual que Rock Argentina.

Ambos emprendimientos recibieron en el segundo semestre de 2011 la suma de 2.165.900 pesos por parte del Estado en concepto de publicidad oficial en la vía pública. Pero esos ingresos se duplicaron el siguiente semestre. En la última planilla publicada por la Jefatura de Gabinete de Ministros, que corresponde a los seis primeros meses de 2012, las dos empresas facturaron un total de 5.021.903 pesos y 33 centavos, por publicidad en la vía pública y en cable.

Juan Carlos Lopez además es el presidente de Inversiones Inmobiliarias Aspen SA, una de las empresas que Amado Boudou declaró ante la Oficina Anticorrupción como propia y en la que tiene el 50% de las acciones junto con José María Nuñez Carmona.