Personajes / 20 de junio de 2013

Carla Peterson (39)

“Con Martín no discuto de política”

Debuta en la nueva temporada de “En terapia”, quiere hacer cine, pero prioriza la maternidad. Cannes, la actriz seria y la veta de comediante.

Estrella y mamá. Con su marido, el economista Martín Lousteau, y el pequeño gaspar. Izq: en Cannes, invitada por Estela Artois.

Carla Peterson ha viajado y ha vuelto. Llegó a Cannes invitada por la firma Stella Artois para asistir a una función de gala del más importante de los festivales de cine, con marido –el economista Martín Lousteau– e hijo (Gaspar, de 4 meses). Allí y aquí, es una bella rubia de ojos verdes, con sonrisa permanente. Extraordinaria comediante –de las pocas que tienen “eso”, inasible, que permite llevar adelante el difícil arte de la comedia–, debuta por estos días en la nueva temporada televisiva de “En terapia”, mientras lleva adelante el rol de mamá primeriza. “Me ha resultado fácil ser mamá hasta ahora –dice–. Es todo muy natural, pero no puedo hacer demasiado más que eso, tampoco. Cuando terminaba de grabar sentía la necesidad física de estar con el nene, de volver con él”.

Noticias:  “En Terapia” parece ser menos exigente que una tira diaria.

Carla Peterson: En un sentido sí, en otro no: tenés que meterte, buscar, profundizar mucho en el personaje. Es como una obra de teatro, salvo que en el teatro tenés tres meses de ensayo y acá te encontrás con (Diego) Peretti y casi improvisás una escena de treinta hojas. Cuando lo ves de afuera te preguntás “¿cómo lo hacen?” y después te das cuenta de que tienen sus trucos, pero tenés que estudiar mucho, y ahora no es tan fácil.

Noticias: Los deberes maternales, digamos…

Peterson: Y… no contaba con que ya no me siento a estudiar cuatro horas como yo quiera. Tengo que hacerlo un rato, cortar, dar de comer, hacerlo otro rato, cortar, ponerlo a dormir o cambiarle el pañal, que no es cuando vos querés sino cuando toca. Y no son escenas cortas, como en las tiras. Tenés que ir con todo muy bien estudiado y ponerte de acuerdo con el otro actor y con el director para hacer lo que en el fondo es una sola gran escena. Por suerte estás tirado en un diván (risas) que lo vuelve todo un poco más relajado.

Noticias: El ambiente debe ser parte de los “trucos”.

Peterson: Sí, es uno de los trucos pero también te puede jugar en contra, porque te vas relajando y chau (risas). Es un entorno muy chiquito, muy pequeño, casi todo contado en primeros planos. Además de aprenderte lo que tenés que decir, tenés que aprender todo un entramado de historia del personaje, y sobre todo, qué le pasa detrás de lo que dice.

Noticias: ¿Aceptó porque le convenían los tiempos?

Peterson: Me gustaba el programa, sabía que con los tiempos era bastante compatible, me pareció bueno hacer algo distinto y tenía muchas ganas de trabajar con Diego. Además, no podía hacer más que eso. Porque se sumó que el programa y el personaje son muy intensos y, además, fueron justo los meses más intensos y difíciles de la maternidad. Fue una gran experiencia, pero no me daba mucha alegría grabar demasiadas horas (risas). Ahora me dedico a ser mamá y de a poco voy preparando el año que viene, pero sin ningún apuro.

Noticias: ¿A qué le diría “no” ahora?

Peterson: No sé, pero seguro quiero hacer cosas más pequeñas. Más bien pensaría a qué cosas le diría que sí, porque si pongo el “no” antes, me paraliza. Me gusta mucho hacer comedias pero por ahí preferiría enfocarme más en películas.

Noticias: ¿Le gusta más el cine?

Peterson: Me gusta mucho el cine. Quizás no pude incursionar tanto como en la tele porque trabajé en programas que personalmente me gustaban mucho, comedias muy buenas que se dieron en el momento justo. Y tuve que elegir entre eso o el cine, porque tengo que hacer una cosa a la vez. Pero me di cuenta de que trabajar en algo más acotado y más pequeño me mejora mucho como persona y como profesional. Cada tanto armo alguna obra de teatro con un grupo u otra actriz, quiero ver también qué camino me abre “En terapia” y hacia dónde me lleva. Generalmente ese tipo de ideas las llevo al teatro, porque ahí siempre todo es posible.

Noticias: Hoy se discute de política en casi todas partes, ¿Le pasa con Martín, especialmente por haber sido funcionario del Gobierno?

Peterson: No, para nada, cuando veo algo que desconozco, o feo, o que no me gusta o que no sé –que es la mayoría de las cosas, porque la política no es algo de lo que yo sepa mucho–, le pregunto y no tenemos grandes discusiones. Una de las cosas que me gustan de Martín es que trata de buscar siempre lo bueno, de explicarte y no alarmarte. Hoy la información está tan confundida, que está bueno tener a quién preguntarle, además ninguno de los dos tiene posiciones demasiado radicales respecto de esos temas. Nunca se prende la alarma de la discusión; prefiero volcarla hacia una película.

Noticias: ¿Cómo es una discusión de ese tipo?

Peterson: A Martín le gusta mucho el cine, ve muchísimas películas. Y siempre discutimos sobre lo que vemos. Martín no tiene límites: ve desde las películas más artísticas o chicas hasta las superproducciones de Hollywood. Pasar las discusiones hacia ese lado es una forma de salir un poco de lo cotidiano, de las cosas que te agobian todos los días.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1904 de la revista NOTICIAS.