Sociedad / 27 de septiembre de 2013

Pierri, fuera de juego

Por

"Fue muy duro escuchar los embates encarnizados de algunos colegas que se dedicaron a criticarme!, explicó el abogado mediático.

Varios amagues, decenas de críticas feroces y cientos de horas de televisión después, Miguel Angel Pierri eligió dar un paso al costado en la defensa del portero Jorge Mangeri, el acusado de haber asesinado a Ángeles Rawson.

El famoso letrado decidió dejar la causa en manos de Marcelo Biondi, segunda firma de su estudio, aunque dice que seguirá acompañando la marcha del expediente desde un segundo plano. Los embates mediáticos de sus colegas, el escándalo por el perito que habló sobre la sexualidad de la víctima y el episodio de su pequeño hijo opinando en un programa, terminaron de definir la decisión.

El mediático abogado había asumido la defensa del portero el 21 de junio, once días después de la muerte de Ángeles. Para entonces, el portero se había inculpado ante la fiscal Paula Asaro y estaba preso. La irrupción de Pierri en escena multiplicó la enorme atención mediática que ya tenía el caso.

A las duras críticas profesionales se sumaron dos episodios polémicos en torno al expediente, que golpearon al abogado. El primero fue a principios de agosto y tuvo como protagonista a su hijo de 6 años, Juan Ignacio, quien culpó a Mangeri por la muerte de Angeles durante su participación en un programa de televisión al que fue junto a su papá y su mamá, Karina Ranni.

El segundo momento complicado tuvo lugar a fines del mismo mes, cuando el perito Adolfo Méndez, miembro del equipo de la defensa, habló en los medios sobre la supuesta conducta sexual de Ángeles y la vinculó con prácticas sadomasoquistas. Otra vez, Pierri debió poner la cara. Pidió disculpas públicamente.

Desde el comienzo, Pierri había aclarado que su intervención en la defensa tenía como límite el móvil sexual. Por eso, la decisión de alejarse de la defensa levantó suspicacias en ese sentido. En las próximas horas evaluará si abandona completamente la causa o se mantiene ligado a ella desde un segundo plano, considerando el pedido de la familia de Mangeri, quienes le pidieron que reconsidere la decisión.

Ésta es una versión adaptada de una nota publicada en Revista Noticias edición 1916. Para adquirir la versión completa hacé click aquí, o encontrala en los principales quioscos del país.