Política / 28 de diciembre de 2014

Las joyas de la Reina

Se llama Sergio Hovaghimian y su denuncia suma nuevas intrigas a la conformación del polémico patrimonio de los K. Durante años fue representante de la joyería más distinguida de la Argentina, Jean-Pierre. Según él, además ofició de “mano derecha” de sus dueños, los hermanos Enrique y Claudia Stad. Cristina Fernández, asegura, es una clienta habitual de Jean-Pierre. Una clienta en las sombras que compraría joyas por “hasta 1 millón de dólares por año”, y “en negro”.

A pedido de esta revista, Hovaghimian identificó una serie de joyas que Cristina suele lucir en sus apariciones. Su debilidad, claramente, son los collares de perlas, cuyo precio de mercado oscila entre los 80.000 y 120.000 dólares. Los aros también la apasionan, aunque son una inversión más económica: entre 4.500 y 10.000 dólares, según el modelo. Hovaghimian aportó precisiones y valores, y aseguró que las joyas son de Jean-Pierre.

Fuentes muy confiables del mercado joyero aportaron la misma información: la Presidenta estaría entre los clientes de la Jean-Pierre desde los tiempos en que Néstor Kirchner gobernaba Santa Cruz. El frenesí consumista, en cambio, se habría disparado en los años de su viudez.

 

En NOTICIAS de esta semana habla el arrepentido menos pensado: el testigo que asegura que CFK gastó hasta US$ 1 millón por año en la joyería Jean-Pierre.

Conseguí tu revista online