Opinión / 19 de agosto de 2015

¿Es usted ofiSciolista?

Por

Scioli oficialismo

¿Oficialista u “ofiSciolista”? Esa es la nueva cuestión entre los periodistas, encuestadores, artistas, intelectuales y opinators varios que ya sienten la urgente necesidad de acomodarse frente al inminente cambio de manos del poder en la Argentina.

El “ofiSciolismo” es una ideología-puente entre esta incertidumbre de fin de ciclo y el nuevo poder que se instalará en 2016. El ambivalente posicionamiento del candidato del FPV le permite a muchos referentes de opinión opositores cansados de serlo (y sin ganas de seguir otros 4 u ocho años en el llano) acercarse “críticamente” al Gobierno, apoyando o al menos mirando con buenos ojos a Daniel Scioli, con la coartada de que el ex motonauta representa -a pesar de su sobreactuado discurso K- una ruptura con las mañas del kirchnerismo que tanto criticaron durante la década, ganada o perdida.

También se van animando a volverse “ofiSciolistas” los voceros del Relato K, que ante la crisis de financiamiento a la opinión militante que podría arreciar cuando la Casa Rosada cambie de gerente, buscan amigarse con quien hasta hace dos minutos era el enemigo del modelo nac & pop o, en las feas y hoy perdedoras palabras de Randazzo (¿quién recuerda hoy al Florencio del Pueblo aplaudido por Carta Abierta?), el “manco” que traicionaría la causa. La excusa para estos panqueques con camiseta naranja es que la Presidenta le dio su bendición a Daniel, ergo, traicionar ya no es pecado.

¿Será una ideología nueva, o apenas un cóctel de transición para llegar a fin de año sin ataques de pánico? Habrá que contar cuántas pastafrolas llegan de regalo a Villa La Ñata. Esa encuesta no falla.

*Editor Ejecutivo de NOTICIAS.

Seguí a Silvio en Twitter: @SantamarinaSilv

En esta nota: