Política / 26 de octubre de 2015

Aníbal F: “Hubo gente de mi partido que hizo lo imposible para que me fuera mal”

El jefe de Gabinete negó hoy ser el “mariscal de la derrota” del FPV y habló de una “traición” de dirigentes del propio espacio y reconoció que Vidal (Cambiemos) metió “un golazo”.

El jefe de Gabinete negó hoy ser el “mariscal de la derrota” del Frente para la Victoria y habló de una “traición” de dirigentes del propio espacio y reconoció que Maria Eugenia Vidal (Cambiemos) metió “un golazo”.

El ministro le deseó a Vidal “de corazón que los resultados que obtenga sean positivos” en la Provincia, y dijo que no tiene “por qué minimizarla” ya que “cuando un jugador le pega con la parte interna del pie izquierdo, y la clava en el ángulo, usted tiene dos opciones: criticar al arquero o reconocer que hizo un golazo”.

El funcionario dijo saber que “hubo gente de mi partido que hizo lo imposible para que me fuera mal” y sentenció: “Ese fuego amigo creyó que me paraba en una elección, pero no se dio cuenta que se hacía un agravio a sí mismo”, en supuesta referencia a sus competidores internos, Julián Domínguez y Fernando Espinoza.
“Hicieron tanto daño como se ha podido para que a uno como candidato no le fuera bien. Hubo traición de otros dirigentes, que lo pagaron en sus distritos”, fustigó el jefe de Gabinete, quien de todos modos pidió que no se lo lleve “a la situación desagradable de dar nombre y apellido de quienes han colaborado para que la cosa saliera de una manera distinta”.

Además, adjudicó como una de las razones de la derrota al “informe del Canal 13”, en referencia al programa “Periodismo Para Todos”, en el que se lo vinculó con la autoría ideológica del triple crimen de General Rodríguez, y quedó asociado al narcotráfico. “Es una de las razones. Cuando te dicen una bestialidad, y no se tiene respuesta, porque lo que le dicen es atroz, puede pasar esto. Ha tenido un impacto muy fuerte”, explicó.

Por otro lado, Fernández se negó hoy a avanzar en un análisis sobre la derrota, al asegurar que “los resultados hay que mirarlos con prudencia, no son calenturientos”. De vuelta sobre Vidal, expresó que “hay que felicitarla por su triunfo, y ojalá que le vaya bien” y advirtió que “si se presentó y fue votada, tengo que creer que está en condiciones de gobernar la provincia”.

En el plano personal, Fernández admitió que la dura derrota lo lleva a reflexionar sobre que “a lo mejor ha llegado el momento que yo me tenga que correr, de dar un paso al costado” de la política, e incluso recordó que tiene “dos profesiones” a las que puede dedicarse en el plano privado.

 

En esta nota: