Menú
Cine / 29 de septiembre de 2016

Una novia de Shanghai

Por

★★★1/2 Uno podría pensar que este film –un par de descastados que sobreviven mal que mal en China, un encargo fantasmagórico y un elemento absurdo– es una especie de grotesco. Pero lo mejor
que logra Andrizzi con esta historia es la distancia justa para contarla y convencernos de que sus personajes creen en lo que los
rodea incluso si todo es un poco disparatado y un poco peligroso. Un ejercicio interesante y querible que vale la pena ver.