Sociedad / 6 de julio de 2017

Diego Maradona en slow motion: por qué habla lento

Se le nota que modula con dificultad. Medicación, alcohol y el cerebro de un ex adicto. El grupo de Whatsapp de los neurólogos para debatir qué le pasa al Diez.

Por

Maradona habla pausado y estirando las palabras. Así se lo vio el domingo 25, en una entrevista desde Cuba al programa “Debo Decir”. Los “esteeee” y “eeeeeh” con los que estira las oraciones llamaron la atención de todos. Incluso, un prestigioso neurólogo consultado por NOTICIAS, quien pidió reserva de su nombre, confesó que, junto a otros profesionales armaron un grupo de WhatsApp donde compartían videos de la entrevista para analizar qué le pasaba a Maradona.

“Fue una entrevista muy difícil”, aseguró al día siguiente el periodista Luis Novaresio, conductor del ciclo semanal que emite América TV. El balbuceo de Maradona no sólo ponía nerviosos a los invitados que estaban en el piso sino que también causó mucha incomodidad en el equipo de producción del programa.

¿Qué le pasa a Maradona? Según los neurólogos está probado que el consumo de drogas puede causar daños cerebrales irrecuperables. Pero también es cierto que, si bien Maradona ya habría dejado las drogas, fuentes cercanas al jugador reconocen que consume ansiolíticos y alcohol para mantenerse alejado de una posible recaída. Un cóctel de Alplax y champán que parece ponerlo en “slow motion”.

En cámara lenta. “Recién bajaba del avión y estaba medicado con Alplax”, aseguró a NOTICIAS una de las personas del entorno íntimo. Así intentó justificar la dificultad para hablar y sus incómodas pausas. Desde que el Diez comenzó a dejar la cocaína, el Alplax se convirtió en una compañía necesaria para él, ya que, según su gente de confianza, es fundamental para mantenerlo alejado de la droga. Más aún, si se encuentra en un difícil momento: terminó su relación con Rocío Oliva; está en conflicto con Verónica Ojeda, la madre de su hijo Diego Fernando y, además, sus hijas, Dalma y Gianinna, eligieron ponerse del lado de Villafañe en la disputa judicial que él mantiene con su ex mujer.

“El consumo de drogas tiene diferentes efectos en el cerebro. La cocaína puede causar pequeñas isquemias que afectan los vasos cerebrales y que, con la edad, se profundizan. Sus pausas podrían ser por una alteración en la actividad neuronal”, afirmó uno de los neurólogos.

Durante el Mundial de Brasil 2014, comenzaron a surgir las dudas sobre la salud del astro. Ese año, el Diez tuvo su propio programa, “De Zurda”. Allí comenzaron a verse públicamente las primeras alteraciones en el habla. En ese momento, Alfredo Cahe, el médico que lo atendió durante años, confesó que Maradona tenía un tratamiento basado en ansiolíticos que lo ayudaban a contener la ansiedad. Rocío Oliva, su ex pareja, reconoció que él necesitaba “tomarse entre 10 y 15 pastillas para dormir”. “Cuando tomaba alcohol se ponía violento. Alplax y champán”, agregó. Un cóctel que, mezclado con la soledad, resulta exposivo.