Medios, Política / 22 de octubre de 2017

Si querés jugar, jugá; la tevé abierta ignora la elección

El seguimiento de la jornada electoral se mudó a otros soportes. Cable y web. Los canales históricos están en otra.

En El Trece reina la Ciudad Gótica de Batman. Telefe entretiene audiencia preguntándose “En qué mano está”. La Televisión Pública ofrece una entrevista con la actriz Inés Estévez. En el 9, reinan los chismes faranduleros bajo la batuta de Susana Rocasalvo.  Sólo América transmite en dúplex con su señal de noticias A24.

El desinterés de los canales de aire en el minuto a minuto electoral, que hace unos años hubiera sido impensado, es otra señal de las profundas transformaciones en el consumo de información que zarandean a la industria de las noticias.

El staff periodístico televisivo del Grupo Clarín se concentró en el cable propio, TN; mientras que Telefe –falto de esa alternativa- optó por una cobertura virtual desde su web telefenoticias.

Periodistas y lectores bien informados siguen las alternativas con ventanitas abiertas en sus compus: Twitter, Instagram,  desde las que seguir las cuentas de políticos, periodistas y líderes de opinión. Y también las páginas de sus medios favoritos  de papel, que en ocasiones como ésta actualizan información al ritmo de las   expectativas de un público que no puede esperar. Como noticias.perfil.com, en el que el staff a pleno de la revista suma datos y primicias desde una redacción desglosada y comunicada activamente vía chat desde distintos puntos geográficos.

Algo está cambiando. Y la vieja tele es testigo y protagonista. En la aldea virtual hay espacio para todo.