Política / 18 de noviembre de 2017

Héctor Magnetto toma distancia del gobierno

Por

El hombre, ya entrado en años, se acerca al atril ubicado en el auditorio del coqueto Hotel Costa Galana, en Mar del Plata. Habla poco, muy cada tanto, y todos sus comentarios cotizan y siempre traen cola. Encima, si Héctor Magnetto (73) empieza a dar sus impresiones sobre el rumbo del Gobierno y de los negocios del grupo que comanda, la repercusión es segura. Durante poco menos de una hora, el CEO de Clarín dará un interesante discurso, en el que abordará temas como la pobreza, “los riesgos” que le faltan tomar al oficialismo, y el impresionante crecimiento que atravesó el conglomerado que dirige en este 2017: Magnetto pidió un toque de atención para los problemas argentinos, y los propios.

“Hace rato que el país es incapaz de aumentar la riqueza de sus habitantes de forma sostenible y virtuosa. Es más, hace décadas que la pobreza crece sostenidamente y se reproduce en un círculo vicioso. Hace décadas que el país no logra generar más que ejemplos aislados de emprendimientos privados exitosos y de referencia”, dijo Magnetto, en uno de los tramos más picantes de su discurso de la noche del lunes 13. “Las transformaciones de fondo van a requerir más tiempo, más acuerdos y más riesgos”, concluyó. ¿Fue una llamada de atención al Gobierno?

Problemas argentinos

Aunque la alocución del CEO de Clarín –que quedó como la gran figura del conglomerado luego de la muerte de Ernestina Herrera de Noble, a mediados de este año– fue en gran parte favorable al “cambio de rumbo” del país y al “correcto giro de timón” del macrismo, las críticas solapadas que tiró el empresario no dejaron de llamar la atención. Sus palabras, en el cierre del primer día del 23º Encuentro de Gerentes del Grupo –que se hace todos los años–, hasta se viralizaron en las redes. “Fue un típico discurso ‘a lo Magnetto’: él siempre aporta una mirada económica y política de la situación del país, aparte de los comentarios típicos sobre la situación de Clarín”, dicen desde el Grupo.

En el Gobierno minimizan las críticas. “Mauricio ni se enteró. No fue un tema de debate”, asegura un hombre de su círculo. Uno de los hombres fuertes de la Casa Rosada es todavía más tajante, aunque admite que estaba al tanto del tema: “Magnetto ni siquiera dijo algo de interés”.

De cualquier manera, lo cierto es que el 2017 fue un gran año para Clarín y para Magnetto, que en diciembe dará una nota a la revista Apertura. Además de la fusión entre Cablevisión y Telecom, hace un mes la transmisión del torneo local de fútbol empezó a ser privada, lo que supuso un negocio millonario para la empresa. Soluciones argentinas.