Menú
Sociedad / 3 de febrero de 2018

El día que los Barbier echaron a Juliana Awada de la casa en Punta del Este

Por | |

Así como Bruno Barbier no ostenta ningún título de nobleza, el final de su romance con Juliana Awada tampoco fue el de un cuento de hadas. Muy por el contrario, la hoy primera dama atravesó un desagradable momento cuando se separaron, con la persona más respetada dentro del núcleo familiar de los Barbier: el abuelo de su ex, Raymond Vandermoortele. Allegados al círculo íntimo de él cuentan que el respeto por el hombre era reverencial, y siempre tenía la última palabra. Tanto que el patriarca fue quien hizo echar a Juliana de la casa familiar, durante las primeras vacaciones después de separada la pareja. Era enero y ella había viajado a Uruguay para buscar a Valentina, que estaba pasando unos días con su padre en la chacra de José Ignacio. Pero cuando Juliana entró, el abuelo de Barbier la insultó en francés. Sacado, Vandermoortele le dijo firme: “De ahora en adelante, si querés buscar a tu hija va a ser en la estación de servicio a dos kilómetros de acá”. Pero este mal clima cambió con al tiempo cuando Macri accedió a la Casa Rosada y Awada se convirtió en primera dama.

Desde el círculo íntimo del belga, explican que el enojo de los Vandermoortele-Barbier para con Awada habría tenido que ver con cómo se habría dado el abrupto fin de la pareja. Pero sobre todo, porque no cerrarían las fechas en la que ella finalizó su relación con el belga y comenzó a salir con Macri. Tal como relata Franco Lindner en su libro “Juliana. Secretos, amores y poder de la dueña de Mauricio Macri”, Juliana habría terminado con Barbier en diciembre de 2009, y días después, en enero del 2010, habría blanqueado entre sus íntimos su nueva relación. Aunque nadie sabía aún que estaba separada.

 

Leer también: Quién es Bruno Barbier, el increíble “niñero” de Antonia Macri

 

El hoy Presidente tampoco habría estado solo cuando empezó a salir con ella, de hecho, ese mismo enero conflictivo, su novia Malala Groba estaba en Punta del Este, y en una revista del corazón aseguró que su relación marchaba bien. Pero Macri nunca apareció por el Este, y recién en abril, Awada y Macri blanquearon oficialmente la relación. Desde entonces, se muestran juntos y muy enamorados, junto a su hija Antonia.