Política / 21 de mayo de 2018

Una nueva denuncia de Elisa Carrio sobre la hidrovía

Por

Denuncia de Carrió sobre la hidrovía

Elisa Carrió se despide de un programa de televisión. Pero antes de salir del aire, con un último suspiro avisa: “Ojo que en las próximas semanas se viene la denuncia por la Hidrovía”. La frase queda colgada, pasa desapercibida tras un reguero de títulos que Carrió dejó, como suele hacer en cada entrevista. La investigación, que la diputada arrastra con un grupo de colaboradores de extrema confianza desde hace más de dos años, promete calar fuerte por la cantidad de delitos que acumula. Se prometieron que no habría filtraciones, pero el aviso de “Lilita” de que pronto será presentada provocó que el deseo del grupo de trabajo no sea factible.

La investigación sobre “La Hidrovía Paraná-Paraguay” incluye delitos de contrabando y narcotráfico en aduanas y puertos clave de la Argentina, como el de San Lorenzo, la localidad cercana a Rosario. La diputada de Cambiemos conserva su rol de denunciante principal del espacio. “Todavía no puedo creer que De Vido esté preso. Me lo esperaba de otros. Pero no de él”, le dice a su entorno. Y mientras continúa investigando, sigue con su guerra contra la Justicia: “Hay que romper la omertá”, sentencia. Festejó el alejamiento de la Cámara Federal de dos de sus cuestionados integrantes: Eduardo Farah y Jorge Ballesteros. El presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, es el objetivo máximo de su lucha. En su última aparición pública lo acusó de un intento de golpe de Estado: “¿Qué hacía un presidente de la Corte reunido en el Jockey Club con la UIA en el momento en el que se estaba jugando a la ruleta rusa cambiaria?”, se preguntó.