Menú
Economía / 24 de mayo de 2018

Con Dujovne coordinador, Jefatura de Gabinete se protege del desgaste

Por

Mario Quintana, Gustavo Lopetegui y Marcos Peña, el trío que decide en el PRO.

No es que la troika de la Jefatura de Gabinete, que integran Marcos Peña, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, perdió poder con el nuevo rol coordinador de Nicolás Dujovne. “Que Dujovne asuma la coordinación del ajuste diluye la presión mediática sobre el tridente”, admiten en el oficialismo. “Había críticas de que ellos nos llevaron a esta crisis. Además sumále las críticas a Quintana por sus acciones en Farmacity. Pero las decisiones se seguirán tomando en la mesa chica. Ahora habrá doble control del gasto”, agregan.

El costo político del ajuste siempre recaerá sobre el presidente Mauricio Macri, pero al menos habrá una figura también responsable, Dujovne, según fuentes del oficialismo. Ya no pesarán las críticas por los recortes sobre Quintana y Lopetegui, ni sobre su jefe Peña. Quedarán a resguardo. No hay que olvidar que el jefe de Gabinete tiene ambiciones presidenciales para un futuro aún lejano, según cuentan en el PRO. Y Quintana ha dicho públicamente que ha dejado la actividad empresarial para quedarse en la política, no es una ave de paso como otros CEO del gobierno de Cambiemos.

Lo que sí es cierto es que los reproches de los mercados contra la Jefatura de Gabinete por elevarle las metas de inflación al Banco Central en diciembre pasado han esmerilado su poder. Prueba de ello es que este 22 de mayo acabó quedando fuera del Gobierno el economista estrella de la jefatura de Peña e ideólogo de aquel cambio, Vladimir Werning. En marzo pasado, como parte del ajuste de estructuras que promovió Macri, había desaparecido la subsecretaría que dirigía Werning dentro de la Jefatura de Gabinete. Pero el ex economista del banco JP Morgan había quedado como asesor e incluso algunos medios como el diario La Nación especularon en plena corrida cambiaria con que tenía un futuro venturoso en el Gobierno. También hay quien lo mencionaba como director o presidente del Banco Central, en este segundo caso como reemplazante de su rival interno Federico Sturzenegger.  Pero terminó dejando la función pública.