Menú
Sociedad / 8 de septiembre de 2018

Quién es “Polito” Pieres, el polista que conquistó a Pampita

Se desmarca de las costumbres del polo, le gusta la noche y mostrarse en las redes sociales. El deportista que conquista a las celebrities.

Por

“Afortunado en el juego, desafortunado en el amor”, reza un viejo refrán. Un dicho popular que parece no cumplirse en la vida de unos pocos privilegiados. Al menos, ese parece ser el caso de Pablo “Polito” Pieres (32). El polista del equipo argentino “Ellerstina” es uno de los diez mejores jugadores locales que ostentan un hándicap de 10, junto a nombres legendarios del deporte como Adolfo Cambiaso. Además, a finales de agosto llegó de Europa, donde hizo una gran temporada en los equipos a los que pertenece. Pero a “Polisha”, como le dicen sus íntimos, los medios empezaron a nombrarlo por estos días, no por sus méritos en el deporte, sino por el supuesto romance que habría comenzado con Carolina “Pampita” Ardohain (40).

Así, el nombre del polista se instaló en los programas del corazón, en los que aseguraron que habría sido visto en varias oportunidades con la modelo. El vínculo con la conductora no sonaría descabellado.

Así como el polista ostenta una interesante carrera en el deporte, también se destaca por sus affaires con algunas de las famosas más codiciadas, como la actriz “Calu” Rivero, con quien estuvo de novio durante casi dos años. Una relación muy comentada por aquel entonces en el mundo de este deporte, porque ella no cumplía con el típico estereotipo de las mujeres que lo frecuentan. Pero no fue la única chica mediática con la que habría salido.

Lo que sucede es que “Polisha” tampoco es el típico jugador de polo. Mientras la mayoría de los jugadores pasa sus días entre petiseros y en las caballerizas, Polito tiene un estilo de vida menos tradicional y con un perfil mucho más alto. Cuando no está concentrando, es uno de los más vistos en la noche porteña en los boliches VIP de los famosos. “Es el David Nalbandian del polo. Le gusta la buena vida”, describen quienes lo conocen.

Dentro del campo de polo también se destaca más allá de su performance deportiva gracias a sus festejos, donde se muestra irreverente y más descontracturado que sus compañeros. Aunque también, tal como cuentan quienes lo conocen dentro de la cancha, su forma de ser puede resultar un tanto molesta para otros: “Es el más díscolo de todos los Pieres. Le falta conducta adentro y afuera de la cancha. En un partido le dio tres veces en la cara con el taco a un jugador”, se quejan.

Pero, ¿quién es este joven deportista? ¿Y qué tiene Polito que a las famosas las vuelve locas?

El distinto. Nacido en Estados Unidos, mientras su papá Pablo se disputaba la temporada de polo, “Polito” mamó el deporte desde la cuna. A los 18, comenzó a competir profesionalmente, hasta que se convirtió en el primer estadounidense en lograr 10 goles de hándicap, aunque él haya vivido toda su vida en Argentina.

Desciende de una dinastía que incluye a su abuelo Álvaro Bary Pieres, su tío Gonzalo y sus primos Nicolás, Facundo y Gonzalo, estos tres últimos, compañeros de equipo en Ellerstina, y otros de los argentinos con 10 de hándicap. Polistas que se consideran referentes en el mundo de este deporte, no sólo por su buen desempeño, sino por su forma de vida sencilla y ejemplar: en el campo, entre los caballos, sus criadores, mates, asado y familia. Un protocolo del que “Polisha” parece salirse.

“Es una onda muy distinta al promedio del polista que es reservado, tímido y no sale de las caballerizas. Eso no quiere decir que no se concentre y que no trabaje. Pero es el más activo en las redes. Le gusta mostrar lo que hace”, explican, desde el corazón del polo, sobre el joven que se declara hincha de Boca y fanático de Carlitos Tevez.
En los partidos, sus festejos pueden salirse del manual. Algo así ocurrió en el 2017 en el Abierto de Hurlingham, -el segundo más importante luego del Abierto argentino-, cuando jugó contra su histórico rival “La Dolfina”. Ante el contundente triunfo de “Ellerstina”, el jugador se bajó del caballo y comenzó a bailar. “Fue bastante particular. Es algo que nunca había pasado”, dicen.
“Le gusta la joda. Tiene un grupo muy grande de amigos que lo sigue a todos lados”, describen a Polito quienes conocen su perfil más ligado a la noche. Es justamente en ese ámbito donde, en una oportunidad, llevó a varios amigos a un boliche, y los sorprendió pagándoles todo lo que habían consumido. “Suele hacerlo muy seguido”, relatan. Y agregan: “Puede llegar a caer a las cuatro de la mañana en un boliche, y capaz a cualquier persona no le abren, pero a él sí lo dejan entrar”.

Toro y pampa. Pero uno de los costados más polémicos de “Polito” es su vida amorosa. Al menos, para el mundo tradicional del polo de familias aristocráticas argentinas. Por eso, en el 2014, cuando se supo de su romance con Calu Rivero, sus allegados no lo vieron con buenos ojos. “Las esposas de los Pieres son todas perfil bajo, y se conocen desde que eran muy chicos. Calu se hace querer, pero la miran como cosa rara. Como algo del momento”, contaron a NOTICIAS quienes conocen a la familia.

En el 2016, finalmente confirmaron su ruptura. “Por su estilo de vida nómade no es muy afecto a un romance estable. No le gusta estar atado a nada ni nadie que no sea el polo”, dicen las fuentes. Pero la soltería le habría durado poco al jugador, y apenas unos meses más tarde, se lo vinculó con Micaela Tinelli. La hija del conductor de “Showmatch” lo habría conocido en “Tequila” el boliche top de los famosos, y habrían intercambiado teléfonos. Pero el romance, que nunca fue oficial, quedó en la nada.

A principios del 2017 mantuvo una breve relación con Barbie Vélez, que se coronó con un encuentro en Miami del que hubo foto. Aunque la pareja tampoco prosperó, y en diciembre, las revistas del corazón hablaron de un acercamiento del polista con Nicole Neumann, con la que habría sido vista a los besos en un boliche de Punta del Este. Desde entonces, no se le había conocido ningún otro romance, hasta el affaire con Pampita, con la que habría sido visto muy acaramelado en el VIP de Tequila, además de la casa del joven en Pilar.

“Con Pampa casi seguro que pasa algo. No es lindo, pero tiene mucho éxito con las mujeres. Creo que las seduce desde el anti héroe. Es cero ostentoso, a pesar de ser rico”, declaran amigos de la modelo. La misma fuente, además, adelanta que el 21 de septiembre, Pampita ya confirmó su asistencia a la presentación del equipo de Ellerstina. ¿Se vendrá el blanqueo?