Política / 21 de septiembre de 2018

Aparecieron 40 nuevas obras de arte pertenecientes a los Kirchner

Se incautaron por pedido del juez Julián Ercolini, que procesó a Cristina por lavado de activos y asociación ilícita. Estaban en la inmobiliaria familiar.

Por

Máximo Kirchner

Cristina Kirchner puso el acento en las obras de arte que le sacaron de su casa, tras el allanamiento ordenado por el juez Claudio Bonadio. En un extenso video, donde mostró los daños que sufrió su propiedad de El Calafate, mostró las paredes desnudas y denunció que le habían llevado algunas de las pinturas que decoraban su hogar.

Pero no son las únicas obras de arte que la Justicia le secuestró a la familia Kirchner. Dos semanas atrás, en un allanamiento a la inmobiliaria de Máximo que pasó desapercibido, fueron incautados 40 cuadros entre los que había originales, reproducciones y algunas pinturas sin firmar.

Fue por decisión del juez Julián Ercolini, quien tiene procesada a la ex presidenta por lavado de activos y asociación ilícita. Según pudo averiguar NOTICIAS, el allanamiento tenía el objetivo de “desalojar y secuestrar mobiliario por los embargos”, de acuerdo a lo que revelaron fuentes judiciales.

Allí encontraron 40 obras que fueron trasladadas a un depósito local de Río Gallegos. En el lote resaltaban algunos cuadros, como el de Daniela Jozami, la artista santiagueña que puso el foco de su obra en Eva Duarte de Perón. Otros cuadros están firmados por Israel Perez Hugas, Luis Gasparini y Battistella. Una pintura de Eduardo Uglessich era alusiva a Racing Club, el club del cual es fanático el hijo de la ex presidenta. Cinco cuadros son pertenecientes a la empresa “Taqsa”.

En esa inmobiliaria, además, se descubrió que había una bóveda. Lo mostró el periodista Luis Majul en el programa La Cornisa y junto a la abogada Silvina Martínez aportaron el material fílmico a la Justicia bajo la hipótesis de que allí se podía guardar dinero de la corrupción.

Hasta que Cristina no reclamó por los cuadros que habían sido llevados por Gendarmería, no se había puesto el foco en eso: ahora la Justicia también tendrá que prestarle atenciónn a las obras de arte que acumulaba la familia Kirchner.