Menú
Economía / 9 de octubre de 2018

¿Por qué a Trump y Lagarde les interesa apoyar a Macri?

América Latina, como otro escenario de la guerra comercial de Estados Unidos y China. Las aspiraciones de la francesa al Banco Central Europeo.

Por |

No hay país que haya recibido tantos mensajes de apoyo del gobierno de Donald Trump como la Argentina. Se han traducido en respaldos en el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde la superpotencia es la mayor accionista y cuenta con un poder de veto. Así se explica la indulgencia del Fondo con la Argentina tras incumplir el acuerdo de junio pasado apenas dos meses después. Claro que el nuevo pacto con mayor apoyo financiero para evitar el default en 2019 viene acompañado de crecientes exigencias de ajuste fiscal, monetario y cambiario. Tampoco Trump podía pasar por encima requisitos estándar del staff del FMI ni de directores de países europeos irritados con la Argentina.

(Lea también: Guerra económica: la tormenta perfecta)

¿Por qué EE.UU. sostiene al gobierno de Mauricio Macri, desde la visita de Barack Obama en marzo de 2016? Quiere evitar que la Argentina vuelva al llamado eje bolivariano, que sobrevive con el respaldo de China. En el pasado auge de Latinoamérica a principios de siglo, los gobiernos de izquierda aprovecharon la creciente demanda china de materias primas para engordar sus presupuestos y, cuando esa bonanza terminó, se financiaron con fondos de Beijing a cambio de contratos públicos para empresas de ese origen. Ahora, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le pide ayuda urgente a cambio de mayor acceso a su petróleo.

(Lea también: Mauricio Macri después del FMI: entre Cristina y Christine)

El progreso de China en Latinoamérica, incluso con una base espacial en Neuquén, ocurrió mientras EE.UU. miraba para otras regiones. Para Trump, obsesionado con el muro con México, América Latina es otro de los escenarios en los que se libra su guerra comercial contra China. Pero fuentes financieras locales consideran que el apoyo es sólo de corto plazo: “No puede ser que caiga el gobierno donde se hace la cumbre del G20 (30 de noviembre y 1º de diciembre) y quieren asegurar la salida de los capitales extranjeros de los bonos argentinos”.

(Lea también: Un protagonista del B20 admite: “El inversor duda y espera”

La jefa del FMI, Christine Lagarde, está interesada en que el apoyo a la Argentina resulte exitoso. Aspira a la presidencia del Banco Central Europeo (BCE) en 2019.