Opinión / 20 de octubre de 2018

Día de la madre, día de la vida

Un especialista en prevención de lesiones en el transporte aconseja cómo cuidar a las embarazadas y a los hijos pequeños.

Por

Demasiadas vidas se pierden en accidentes de tránsito que no deberían resultar fatales, si se toman las prevenciones adecuadas. Para evitarlo, hace años que llevamos adelante campañas de concientización en el cuidado de la vida. Y nada mejor que este día para recordar algunas medidas básicas de prevención de lesiones en el transporte de embarazadas y niños.

En caso de colisión, el uso correcto del cinturón de seguridad disminuye el riesgo de hemorragias uterinas severas y de pérdida del embarazo, además evita la expulsión del automóvil.

A medida que el embarazo avanza, el descender del auto ayudándose evita los esfuerzos peligrosos que sobrecargan el periné.

Los bebés deben ser llevados desde la salida de la maternidad en su silla.

Nunca sacar a los niños de la silla para amamantar. Hay que parar y atenderlos.

Jamás llevar al niño en la falda ni en el asiento delantero.
Las sillas deben estar homologadas, con garantía de seguridad de fábrica.

Jamás compartir el mismo cinturón de seguridad.

La información sobre seguridad que respeten los padres y madres puede cambiar el destino de sus hijos.

*Médico pediatra, M.N. 28584