Menú
Política / 18 de noviembre de 2018

Familiares de los 44 contradicen a Aguad: “No es imposible el reflote”

Por

MAR DEL PLATA.- El ministro de Defensa, Oscar Aguad, aseguró hoy en Radio Mitre que el mundo carece de la tecnología para rescatar el submarino ARA San Juan, con sus 2.000 toneladas, de los 900 metros de profundidad del mar, pero los familiares de los 44 tripulantes lo contradicen. “Hay maneras y maneras de reflotarlo. Creemos que es imposible reflotarlo en toda una pieza, pero a lo mejor se puede hacer en partes”, opinó la sanjuanina Luisa Rodríguez, madre del submarinista Gabriel Alfaro Rodríguez, en la segunda protesta consecutiva que, tras el hallazgo del navío, organizó en la base naval de Mar del Plate un grupo de los parientes.

Luis Niz, padre del cabo homónimo, comenta que la empresa norteamericana Ocean Infinity, la que encontró la embarcación, les ha asegurado que sí se puede lograr. Niz, empleado de una ferretería de San Miguel, fue uno de los familiares que acamparon 52 días en la Plaza de Mayo en pleno invierno para reclamar que el Gobierno retomara la búsqueda del submarino hundido en noviembre de 2017. “Es una cuestión de plata, pero nuestros hijos dieron la vida por custodiar nuestro mar”, planteó Niz.

El grupo de familiares que protestó ayer y hoy en la base naval apuntó directo contra el presidente Mauricio Macri.  Pero no todos asistieron. Varios de los que también comparten esa misma petición prefirieron ausentarse, al igual que ayer. No se trata sólo de una cuestión de duelo, de que el ánimo no está para manifestaciones, sino porque rechazan la confrontación directa e incluso con insultos contra Macri, Aguad y las autoridades y demás integrantes de la Armada, según admite uno de los parientes que pidió reserva y que se ausentó en la base naval.

Antes del hallazgo del submarino, el pasado viernes, estaban unidos en la demanda al Gobierno para que prosiguiera la búsqueda. Juntos acamparon en la Plaza de Mayo para que el Presidente contratara a alguna empresa para hallarlo. Y ahora comparten el deseo de que se reflote el San Juan. Únicamente una minoría acepta que quede en el mar, como sostiene Aguad. Difieren sólo en la forma de pedirlo, pero la disidencia no es menor, sobre todo teniendo en cuenta que vendrán tiempos duros para dilucidar responsabilidades penales por el naufragio. ¿Habrá juicio y condena, como en la tragedia de Once?

“Ni lo escuché a Macri. No me importa el duelo. Yo el duelo lo voy a hacer cuando se sepa la verdad del submarino”, sostuvo Luisa Rodríguez en la protesta de hoy. El día anterior, el jefe de Estado había decretado tres días de duelo.

María Victoria Morales es una ama de casa tucumana que se instaló en Mar del Plata hace un año para reclamar por su hijo Luis Esteban García. No asistió a las nuevas protestas en la base naval, pero comparte su reclamo. “Es muy difícil, pero no es imposible el reflote”, se queja.

La santiagueña Lourdes Meilán perdió a su hermano David en el ARA San Juan y se diferencia de la mayoría de los demás familiares al opinar que el submarino debería quedar en el fondo del mar. “El lugar de mi hermano es el mar”, sentencia. Sin embargo, admite que no todos opinan igual e incluso reconoce si que fuera clave para conocer las razones del naufragio, debería reflotarse. Lourdes quiere que se identifique a los responsables del hundimiento, que se investigue desde la reparación del submarino alemán botado en 1983 que hizo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner entre 2008 y 2013 hasta su mantenimiento en los siguientes cuatro años. Precisamente, la juez federal del caso, Marta Yáñez, de Caleta Olivia (Santa Cruz), ha admitido a Clarín que investigará por qué no se reparó bien el ingreso de agua que había ocurrido en julio de 2017 y que se repitió fatalmente cuatro meses después.