Menú
Política / 20 de noviembre de 2018

Cuadernos de las coimas: quién es Juan Manuel Campillo, el nuevo detenido

En 2012, NOTICIAS informaba sobre la relación entre el exfuncionario K en Santa Cruz y el fallecido modisto Carlo Di Doménico. Sospechas sobre su figura.

Por

La causa por los cuadernos de las coimas sigue avanzando y, a instancias del juez Claudio Bonadio tras el pedido del fiscal Carlos Stornelli, el exministro de Hacienda en Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, fue detenido hoy en Rosario.

Campillo, quien en su currículum cuenta además con funciones en la ex ONCCA (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario, organismo disuelto por Cristina Fernández de Kirchner), saltó a la escena pública por ser la última pareja conocida del fallecido diseñador Carlo Di Doménico. La relación llamaba la atención: el modisto era amigo íntimo de Susana Giménez, una de las famosas más críticas al kirchnerismo.

En 2012, NOTICIAS daba cuenta de la relación entre el exfuncionario K y el reconocido modista. Se conocieron un año y medio antes en la gala solidaria de Fundaleu, la tradicional fiesta en la que celebrities se visten de mozos y sirven a otros que participan en sorteos por un fin benéfico. Años después, la relación comenzaría a estar aún más en el centro de la opinión pública.

Tal como informó este mismo medio, en marzo del 2017, Di Doménico y Campillo abandonaron sus negocios en Buenos Aires sin dar mayores explicaciones a sus entornos y a sus socios. Fruto de esa decisión, la pareja se fue a vivir a Arequito, ciudad natal de Campillo. A partir de ahí, desde el entorno del diseñador afirmaron que la pareja dejó de atender el teléfono. En esa misma dirección, la familia del modisto insiste en que ese alejamiento no se produjo por voluntad de Di Doménico.

“Lo que vivió en el último año fue un infierno”, afirmaban cuando en junio del 2018 se supo la muerte de Di Doménico. “Desde que Carlo lo amenazó con contar todo lo que sabía sobre su pasado vinculado a los K, se volvió una víctima” era una frase que se repetía dentro del entorno del fallecido diseñador.

(Lea también: Exclusivo: por qué la familia de Di Doménico sospecha que lo mataron)

En esa misma dirección, Di Doménico no era el único que le tenía miedo a Campillo.  Fuentes cercanas a la pareja afirmaron a mediados de este año a NOTICIAS que sus hijos, Stéfano y Carla, y su ex esposa, Susana Ortíz, están amenazados y por eso no hablan en público, aunque sí realizaron las denuncias correspondientes para que se investigue qué pasó.

Sin ir más lejos, Soledad Miranda, ex empleada de Di doménico, aseguró que el diseñador le dijo a una compañera suya “que tenía miedo de que Juan Manuel lo matara”.

(Lea también: Testigos del final: hablan las ex empleadas de Di Doménico)

Ahora, tal como informa Perfil.com, Campillo quedó involucrado en la causa de los cuadernos tras la declaración como arrepentida de Elizabeth Ortiz Municoy, la ex esposa del presunto testaferro del fallecido Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner.

En su declaración, Municoy declaró ante la justicia que Campillo y su sobrino estuvieron en una reunión en Miami, Estados Unidos, en la que se discutió sobre cuentas bancarias de Carolina Pochetti con su contador de ese país. Pochetti es la viuda de Muñoz y está presa.