Menú
Política / 26 de noviembre de 2018

La confesión de Felipe Solá: “Durante una época anduve armado”

El diputado estuvo en la Escuela de Comunicación de Perfil y contó cuando, de joven, le robó el Colt 38 a su padre. “Después me di cuenta qué era lo peor que podía hacer”, dijo.

Por

Felipe Solá, en la Escuela de Comunicación Perfil. Foto: Juan Ferrari

El diputado nacional, Felipe Solá, pasó por el Ciclo de Entrevistas de la Escuela de Comunicación de Perfil y reveló una anécdota insólita. A raíz de las declaraciones de la ministra Patricia Bullrich sobre la tenencia de armas, el ex gobernador de Buenos Aires reveló una experiencia propia: cuando le robó el arma a su padre sin avisarle. “Llevar arma es el peor consejo que le podes dar a un civil. Es muy peligroso, para él y los demás”, agregó Solá.

“Estoy en total desacuerdo con lo que dijo Patricia Bullrich, eso de que el que quiera estar armado ande armado. Durante un tiempo llevé un arma, y después me dí cuenta qué era lo peor que podía hacer. Uno nunca sabe cómo puede responder frente a una circunstancia. Llevar arma es el peor consejo que le podés dar a un civil. Es muy peligroso, para el que la lleve y para los demás. Suele ser motivo de muerte propia”, contó Solá.

(Lea también: Patricia Bullrich: efecto caipirinha)

—¿Cómo fue andar armado?
— Antes de meterme en política, yo andaba mucho en la ruta, a cualquier hora venía a cualquier hora. En esa época hubo muchos asaltos cerca del acceso oeste, secuestros también. Te ponían “miguelitos” pintados en la goma y si no te matabas, después de chocar te aparecía una banda. Ahora que lo pienso me parece absurdo, qué sentido tiene tener un arma. Un joven cree que puede. Además, no tenía portación.

—¿Cómo consiguió el arma?
— El arma era de mi viejo. ¿Le pregunté si me la iba a dar? No, se la saqué. Era una Colt 38.

—¿Sabía usarla?
—No, no sabia usarla. Una cosa es tirar dos tiros de vez en cuando y otra cosa es saber usarla exactamente.

— ¿Cree que este Gobierno incita a la violencia?
—La palabra mata, puede matar. La responsabilidad de este Gobierno es enorme con el tema de la paz. Un gobierno, aún cuando esté indignado, siempre tiene que ser moderado. Consciente o inconscientemente, ese tipo de comentarios, como el de Bullrich, incitan a la violencia, un arma es violencia. Lo que dice ella es como decir que el monopolio de la violencia deja de ser patrimonio del Estado y pasa a ser una función atomizada de cualquiera.