Menú
Costumbres, Cumbre G20 / 2 de diciembre de 2018

Moda G20: faldas “midi”, color “obispo” y hombros descubiertos

Con Juliana Awada y Melania Trump a la cabeza, las acompañantes del G20 marcaron tendencia. Ivanka Trump y Máxima entre las más fashion.

Por

Con esa facilidad que tiene el lenguaje de la moda para señalar con un sólo detalle los más sutiles contenidos sociales, la falda “midi” -tal como se denominaba en los años ’80 a las polleras a medio camino entre la rodilla y el tobillo- transmite cierto aire respetabilidad y tradición, cualidades que les sientan muy bien a las más diversas situaciones formales.

Esta es una de las razones por las que las “acompañantes” que asistieron al G20 eligieron ese largo de falda para la mayoría de los vestidos que lucieron. Aunque seguramente, este no el único motivo de la elección de Juliana Awada y Melania Trump, dos mujeres que siempre se apegan a las tendencias. Ellas tienen claro que las minifaldas, excepto para Brigitte Macron, quedaron definitivamente atrás, igual que las polleras hasta el piso. Las “midi” son tendencia. Tienen la ventaja de que sirven tanto para el día como para la noche. Su único punto en contra es que envejecen un poco a las portadoras.
Javier Saiach, el diseñador que vistió con ese modelo magnífico (encaje con calados richelieu) a nuestra primera dama en el Colón, ama este largo y lo aplica a muchas de sus creaciones. Por ejemplo, al vestido de novia de Isabel Macedo, cuyo casamiento tenía la particularidad de comenzar de día y extenderse hasta la noche.
Detalles. Casi por casualidad Juliana y Melania no se cruzaron en un evento con un vestido muy parecido: el que la esposa de Trump usó en el Colón y Awada en la recepción del presidente de China. Ambos eran de un violeta de tonalidades púrpura al que también suele llamarse “obispo”. Justamente, es uno de los tonos que más se van a ver el próximo invierno.

Melania Trump eligió las flores.

¿Un detalle del vestido “obispo” de Melania y del estampado que usó en Villa Ocampo? El cinto en la cintura, un item que hace tiempo no se veía y que vuelve a ser moda como complemento de los modelos más lujosos.

Punto de aparte merecen las participaciones de Máxima e Ivanka Trump en el G20. La hija del presidente norteamericano, en su paso fugaz por Buenos Aires, lució un traje sin hombros espectacular, sobre pantalones chupines, como marca la tendencia.

Máxima, siempre sobria e impecable, sorprendió un un vestido negro con los hombros semi descubiertos.