Menú
Política / 30 de diciembre de 2018

El día que Mauricio Macri ayudó a obtener la visa de EE.UU. a Timerman

A principio del 2018, el Presidente gestionó el permiso después de que el juez Sergio Torres le concediera la libertad.

Por

En febrero de 2018, Estados Unidos volvió a otorgarle la visa al ex canciller Héctor Timerman. Así lo confirmó entonces a NOTICIAS el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina. Hasta entonces, el fallecido Timerman padece cáncer hace tres años y estaba siguiendo un tratamiento en el país del Norte, pero había sufrido la revocación de su visa para ingresar allí después de que el juez Claudio Bonadio le ordenara el arresto domiciliario por supuesto encubrimiento de los presuntos autores iraníes del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). Ese fallo de Bonadio había sido ratificado por la Cámara que integran Martín Irurzun y Eduardo Farah.

Estados Unidos le había quitado la visa a Timerman porque no permite el ingreso de ningún extranjero en prisión preventiva. El entonces ex funcionario K se enteró de la revocación cuando iba a abordar el avión a Norteamérica el pasado 9 de enero. Al día siguiente consiguió que el juez federal de turno en la feria judicial, Sergio Torres, le concediera la libertad de “extrema excepcionalidad” para que pudiera viajar. La Cancillería del Gobierno de Mauricio Macri anunció entonces que por petición de los abogados de Timerman había iniciado gestiones ante Estados Unidos para que recuperara la visa. Finalmente, y gracias a las gestiones del Gobierno, la volvió a obtener.

 

Leer también: “Operan de urgencia a Timerman, tras prohibirle viajar a Estados Unidos”.

 

En ese momento, fuentes cercanas a Timerman reconocieron que el propio Macri se involucró en la gestión para recuperara el permiso ante Washington. Recordaron además que en plena dictadura militar el padre del Presidente, Franco Macri, era vecino del mismo edificio de Recoleta donde vivía el padre del ex canciller, Jacobo Timerman, e intervino para rechazar una moción de los demás consorcistas para echarlo de allí cuando cumplía arresto domiciliario después de haber estado desaparecido y haber sufrido torturas por decisión del régimen.

 

Leer también: “Los papelones de Héctor Timerman”.