Menú
Teatro / 29 de enero de 2019

Nicolás Vázquez, un comediante admirable

Para pasarla bien. Nico Vásquez, Flor Vigna y Benja Rojas en “Una semana nada más”, una propuesta entretenida y divertida.

Por

Foto: Gentileza Vanesa Bafario

**** El nombre del dramaturgo, actor y cineasta Clément Michel (1974), es muy popular en Francia, su tierra natal. Debido a su pluma ágil y filosa, se lo considera un digno heredero de Georges Feydeau, el célebre autor de “La pulga en la oreja”, entre otros grandes exponentes del vaudeville galo.

La comparación resulta acertada. Su cuarta obra, “Une semaine, pas plus” (literalmente, “Una semana, nada más”), se estrenó en 2011 en París, donde se mantuvo en cartel durante cinco años. Luego, se presentó en Corea del Sur, Rusia, España, México, Alemania, Turquía y Estonia. Ahora también se puede disfrutar de la imperdible versión argentina en el teatro El Nacional. Como en cualquier buena farsa de este tipo, una mentira es el punto de partida que sumerge a los personajes en infinitos malentendidos, al desencadenar una serie de situaciones equívocas y cómicas para deleite de los espectadores.

En la trama, Pablo (Vázquez) quiere deshacerse de su novia Sofía (Vigna) que vive obsesionada con el orden y la meticulosidad. Bajo el pretexto del presunto luto de la madre de su mejor amigo Martin (Rojas), lo obliga a refugiarse en su casa, creyendo que esa convivencia será intolerable para ella. El compinche acepta el convite apenas por una semana.

Pero nada funcionará de acuerdo con las expectativas del anfitrión, quien esperaba llevar a la casa un clon del hombre de Neandertal. Por el contrario, el nuevo compañero, resulta ser un joven bonachón y agradable que, encima, se da maña para arreglar todos los desperfectos del hogar. Así, esta especie de MacGyver, lejos de molestar a la muchacha, termina por ser una estimulante compañía.

Mariano Demaría debuta como director con mano firme; Vigna impone su fuerte presencia; Rojas aporta cándida frescura, y Vázquez demuestra, una vez más, que es un comediante admirable. Sin exagerar, podemos afirmar que parece el equivalente autóctono del legendario Jerry Lewis, el histriónico Jim Carrey o el flemático Steve Carell o una mezcla de todos ellos. Basta citar el momento de su antológica e hilarante descripción de cómo un hombre debería ver televisión.

En suma, la propuesta entretiene y divierte. Algo que en estos tiempos se agradece mucho.

“Una semana, nada más” de C. Michel. Con Nicolás Vázquez, Benjamín Rojas y Flor Vigna. Dirección: M. Demaría. El Nacional, Av. Corrientes 960.