Menú
Costumbres / 1 de marzo de 2019

Apertura de sesiones: Las políticas visten de blanco

Algunas funcionarias, diputadas y senadoras que asistieron a la apertura de las Sesiones Ordinarias eligieron el color que simboliza honestidad y pureza.

Por

Gabriela Michetti vestida de punta en blanco acompañó esta mañana al Presidente Mauricio Macri en su ingreso al Congreso para inaugurar las Sesiones Ordinarias. También vestida de blanco, Elisa Carrió fue la primera en besar al mandatario, que siguió su camino dando la mano y abrazando a una larga hilera de diputadas y senadoras también vestidas con el mismo tono. En el fervoroso auditorio de ministros y legisladores de Cambiemos, la tonalidad se repitió casi por unanimidad.

¿Por qué emblemáticas mujer eligieron hoy este “no color”?

En política, nada es al azar y por que sí. De todo detalle se saca partido y cualquier imagen se transforma en un soporte capaz de transmitir significados. Y el blanco puede leerse en muchos niveles.

Es verano todavía y este tono es uno de los clásicos del tiempo cálido.

(Leer también: Quién es Micaela Méndez, la mujer con la que Macri ensayó su discurso)

A su manera, es una tonalidad neutra, que asegura elegancia y buena combinación con cualquier color que usen los otros protagonistas de la escena. Con él, es casi imposible equivocarse.

Más profundamente, simboliza lo obvio: sencillez, pureza, honestidad, prolijidad, valores todos muy necesarios para la imagen de un político.

(Leer también: Macri creó la fórmula “cloacas sí, vacaciones no” )

¿Dos situaciones en las que está prohibido? Delante del Papa (solo las reinas pueden vestirse en ese tono frente al Sumo Pontífice) y en un casamiento.