Menú
Economía / 26 de abril de 2019

Dibujan un mapa de la concentración de medios en la Argentina

Por

concentración de medios
Se presentaron los resultados del Monitoreo de la Propiedad de los Medios (MOM, por sus siglas en inglés)

El 10 de abril se desarrolló una jornada en el anexo de la Cámara de Diputados en la que se presentaron los resultados del Monitoreo de la Propiedad de los Medios (MOM, por sus siglas en inglés). Una investigación llevada a cabo por Reporteros Sin Fronteras y un equipo argentino interdisciplinario formado por académicos especialistas en comunicación y regulación de medios y periodistas de Tiempo Argentino, periódico recuperado por sus trabajadores. Se trata de un trabajo sistemático que viene desarrollando el Media Ownership Monitor gracias al aporte del Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania.

Concentración de audiencias. Ocho conglomerados mediáticos concentran el 60% de la audiencia nacional y sólo el Grupo Clarín capta el 25% del total. Lo sigue, muy de lejos, el grupo América con apenas el 7,25% y Viacom con 7,10%. Luego, Grupo Indalo y Prisa-Albavisión con algo más del 6%. La Nación capta el 2,97%, todo por el diario, y lo sigue Cadena 3 (radio) y el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, con 1,65%, todo por televisión.

Martín Becerra, doctor en Ciencias de la Información e investigador Conicet, explica por qué es importante este estudio: “La concentración está reconocida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos como una amenaza a la libertad de expresión”. Y agrega: “Sobre todo en un contexto de crisis del sector que sufre una reconversión y ajuste sin precedentes. Un medio con posición dominante es capaz de fijar las reglas de juego de toda la industria y que se vean afectados los medios más chicos”.

Propietarios de medios en la Argentina. Esta investigación se realizó en 18 países y en Latinoamérica ya son cinco los que cuentan con su informe sobre propiedad de medios. Esto permite a la Argentina compararse con la región y observar que hay aspectos en los que se está mejor que el resto. Por ejemplo, en la Argentina no hay medios que sean propiedad de políticos. Sin embargo, el mapa argentino es mucho más complejo que en otros países por la concentración cruzada de la propiedad. “De los 23 grupos incluidos en el estudio, el que domina el mercado es el Grupo Clarín, que posee una importante cantidad de empresas titulares de canales de televisión, emisoras de radio y diarios. Viacom, de capitales estadounidenses, es el grupo más relevante del mercado televisivo. Grupo América y Grupo Indalo son, de los multimedios de capitales nacionales, los más importantes y diversificados en sus posesiones”, resume el estudio.

El Grupo Clarín obtuvo en 2017 ganancias por $159 millones y el resto de grupos mediáticos que serían su competencia no llegaron a cruzar el umbral de los $10 millones.

Conocer quiénes son los propietarios de los medios y cuáles son sus actividades económicas, por fuera de estos, favorece a la comprensión de la circulación de la información. A partir de esa búsqueda en el informe se describe en detalle la composición de la propiedad de los medios y las otras actividades económicas que realizan sus dueños. De ahí surge que si bien algunos de los mayores grupos mediáticos de la Argentina “tienen su origen en la propia actividad periodística (como La Nación, La Gaceta de Tucumán o Fascetto) o de producción de espectáculos (Telefe, desde 2006 en manos de Viacom International, o Afakot), y el grueso de sus ingresos sigue proviniendo de la gestión de medios de comunicación”.

“En otros casos, la posesión de medios es un apéndice de un cuerpo de intereses económicos más vasto y diversificado como Grupo Moneta, Olmos, Cadena 3 y Octubre”, indica el informe. El grupo Perfil, de la familia Fontevecchia, es señalado como una rareza dentro del sistema de medios porque “tiene como foco excluyente de actividad la producción de contenidos informativos y de entretenimiento -principalmente gráficos y digitales (aunque en los últimos tiempos incursionó en el segmento audiovisual)- y cuenta con exitosas empresas editoriales en Brasil, China y Portugal”, dice en el MOM.

Indicadores. El estudio generó una serie de indicadores de riesgo a la pluralidad de los medios. Dando como resultado que la pluralidad de voces está en riesgo alto por la concentración de audiencias: los cuatro principales propietarios de medios televisivos concentran casi el 60% del share en AMBA (área metropolitana Buenos Aires), el 53% de las audiencias de radio y en gráfica, el 74,18%.

El siguiente indicador que está en riesgo alto es el de garantías reglamentarias: concentración de la propiedad de medios. En este apartado, “se evalúa la existencia y aplicación efectiva de garantías reglamentarias (específicas de cada sector y/o la legislación sobre la competencia) contra una alta concentración horizontal de la propiedad y/o control en los diferentes medios”, explica el estudio que presenta pormenorizadamente los aspectos legales y reglamentarios que existen y su aplicación o no por parte del Estado.

Respecto de la existencia de garantías reglamentarias por la neutralidad de la red, existe un marco legal que la garantiza, que define y sanciona las prácticas violatorias de este principio, pero no hay organismo que monitoree o sancione. Por lo tanto, se encuentra también en riesgo alto. En este sentido, Diego De Charras, director de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UBA, afirma que “el marco legal es condición necesaria aunque no suficiente” para garantizar condiciones de mercado justas.

Dentro de los hallazgos que presenta el estudio se menciona “la deuda con las mujeres” y se refiere a la poca incidencia que tienen en la propiedad de los medios y en los espacios decisorios. Se afirma que de los 52 medios relevados sólo seis tienen mujeres en cargos jerárquicos o de decisión. Marianela Bocanegra, periodista miembro del equipo MOM, consultada por Noticias, hace dos salvedades: “Silvina Pierri, hija de Alberto Pierri (dueño de grupo Telecentro) tiene un cargo de jerarquía dentro del grupo pero no es la CEO. Y Viviana Socco, esposa de Daniel Hadad, dirige TKM, un medio orientado al segmento adolescentes, que tiene una posición bastante consolidada en el mercado”.

Método. El MOM Argentina toma para la descripción del escenario y su posterior análisis a 14 canales y señales de televisión (abierta y por cable), 14 emisoras de radio (AM y FM), 10 diarios impresos y 14 sitios de noticias. Un total de 52 medios que son los actores principales de la producción y circulación de la información en la Argentina. La mayoría de los medios elegidos son los grupos de comunicación más concentrados del país, por lo que su actividad económica se identifica a partir de sus accionistas tanto dentro como fuera del sistema de medios. Si bien, tal como mencionan desde MOM Argentina, “ningún medio proporcionó la información solicitada”, y el organismo regulador, ENACOM, respondió que debía ser proporcionada por los medios y no por este, los datos se consiguieron en su mayoría.

Crisis. Según se indica en el estudio: “En 2018 la televisión abierta sufrió una caída del 47% del encendido en relación al 2014, y la radio un 25% sólo en Buenos Aires. La venta de diarios en papel se encuentra en su piso histórico, por debajo de los 800 mil ejemplares diarios en todo el país. Mientras tanto, aumenta el ingreso en portales de noticias y la búsqueda de información a través de redes sociales, donde las empresas aún no logran generar ingresos que compensen las caídas en los medios tradicionales”.

Alternativas. Al finalizar la jornada se presentaron cinco referentes de Uruguay, Perú, Colombia, Argentina y México que contaron sus experiencias como medios autogestionados y que trabajan con un modelo de negocio distinto al del mercado concentrado. Son casos de éxito que derriban el mito del rating y desafían la crisis del sector apelando a una transformación de base que tiene que ver con lo que Javier Juárez Mojica, del IFT México, señalaba: “Para combatir la concentración es fundamental que entren nuevos agentes y para eso tiene que haber seguridad jurídica”.

@masoleb