Menú
Medios, Sociedad / 10 de abril de 2019

VIDEO: La embajada de Italia condecoró a Jorge Fontevecchia

El CEO de Perfil Network recibió la distinción “Ufficiale dellOrdine della Stella d’Italia” y habló sobre el “narcisismo y polarización en la política”.

Por

Jorge Fontevecchia junto el embajador de Italia, Giuseppe Manzo. (Foto: Juan Obregón).

Casi exactamente medio milenio atrás, en una habitación de un castillo en Cloux, Francia, Leonardo Da Vinci fallecía en una cama, luego de haber redactado su testamento y recibido la extremaunción. Ahora la embajada de Italia decidió rememorar esa fecha, y al genio florentino, con un ciclo de charlas bajo el lema “in-genio en el periodismo” y reconocer el trabajo de destacados periodistas. El primero en ser condecorado fue el CEO de Perfil Network, Jorge Fontevecchia, que eligió un tema en agenda para dar comienzo a la propuesta italiana: “Narcisismo y polarización en la política”, con la idea de derribar mitos sobre la construcción de la grieta.

Giuseppe Manzo, el embajador italiano, fue quien tomó la palabra. “Con este programa queremos celebrar la capacidad de imaginar y construir el futuro por protagonistas de la sociedad inspirados por el espíritu leonardesco, el espíritu italiano, en un ciclo de charlas con periodistas que nos proponen diferentes perspectivas sobre el rol del periodismo y de la actualidad”, dijo el diplomático.

Mirá el video dela condecoración:

Luego fue el turno de Fontevecchia: “En el libro Honor del Guerrero, de Michael Ignatieff, la autora muestra cómo la expresión de las diferencias se hace agresiva precisamente para disimular que son menores. Dice Ignatieff: ‘Cuanto menos esenciales resultan las diferencias entre dos grupos más se empañan ambos en presentarlas como hechos absolutos, y la agresión que mantiene la unidad del grupo no se dirige únicamente hacia afuera sino también hacia adentro con el objetivo de eliminar todo aquello que separe al grupo del individuo'”.

La condecoración Ufficiale dellOrdine della Stella d’Italia. (Foto: Juan Obregón).

(Leer también: Jorge Fontevecchia fue nombrado “Ciudadano Ilustre”)

“Como bien explicaba Sigmund Freud -continuó Fontevecchia- el carácter antagónico se vincula con el narcisismo. Él entendió bien la idea de la sobreactuación de diferencias menores para reforzar la identidad. Para Freud el nacionalismo, el sectarismo y hasta el orgullo de grupo, es la dimensión ególatra en su proyección narcicista, que sólo contempla al otro para confirmar su diferencia. Una muestra en Argentina: antiperonistas y peronistas, militares y guerrilleros, kirchneristas y antikirchneristas, que en el fondo tienen parecidos que precisan ser enterrados para construir una identidad que si se pudiera reformular sobre otras bases permitiría ver que lo que nos horroriza del otro es nuestro propio parecido a él. Otro ejemplo de esa contradicción: en el ciclo menemista es el de los ex montoneros convertidos en empresarios, que de guerrilleros pasaron a vender servicios de seguridad, o la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que fue montonera en su juventud”, aseguró. Y concluyó: “La grieta es producto del narcicismo: es la necesidad de construir una identidad remarcando las diferencias”.

Jorge Fontevecchia (Foto: Juan Obregón).

Entre los asistentes que llenaron el living de la Embajada, en el barrio porteño de Palermo, estaban el secretario de Cultura Pablo Avelluto,  el periodista Gustavo Sylvestre, la productora Cris Morena, el neurólogo Facundo Manes, el ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger, el secretario general de la Provincia de Buenos Aires Fabian Perechodnik, la ex directora de NOTICIAS Teresa Pacitti, y los empresarios Cristiano Rattazzi, Alejandro Bulgheroni, Hugo Sigman, Eduardo Elzstain y Alan Faena, entre otros.

Jorge Fontevecchia junto al embajador de Italia y Cris Morena.
Agustino Fontevecchia, Alberto Fontevecchia y Facundo Manes.
Hugo Sigman, Alejandro Bulgheroni, Cristiano Rattazzi y Federico Sturzenegger.
Gustavo Sylvestre, Myriam Bunin y Agustino Fontevecchia.
Giuseppe Manzo, Bettina Bulgheroni y Jorge Fontevecchia.
Giuseppe Manzo y Pablo Avelluto.