Menú
Costumbres / 27 de mayo de 2019

Nutricionistas: por qué hoy son estrellas

Son panelistas, escritores e influencers. Cada vez tienen más protagonismo en redes y medios. ¿Por qué la nutrición está en el centro de la escena?

Por

nutricionistas
En su gran mayoría, los nutricionistas de hoy se hicieron primero fuertes en redes, en especial en Instagram, donde van desde los 100.000 a los 600.000 seguidores.

Son estrellas impensadas. Hasta no hace mucho, visitarlos implicaba una dieta segura y prohibiciones varias. Hoy, en cambio, son figuras amigables; panelistas, escritores e influencers valorados. Cuando el sobrepeso es epidemia y se abren dietéticas en cada esquina, los nutricionistas se transforman en los nuevos gurúes mediáticos, profetas de la panacea de la época: una alimentación saludable.

Benditas redes. Si esta nueva camada de nutricionistas tiene un santo patrono, no es otro que Alberto Cormillot. Promotor de la buena alimentación en medios desde hace décadas, fue el gran precursor de los actuales expertos. Pero las nuevas generaciones llegaron con la viralidad de las redes sociales, y así el interés creció con velocidad inusitada. En especial desde Instagram, donde son muchos los que tomaron el tema como foco, encontrándose con miles de seguidores.

(Te puede interesar: De Instagram a la TV: cómo los influencers modernizan la pantalla)

“Me sentía un egoísta escondido tras mi escritorio. Las personas necesitan información y no todos tienen los medios o el tiempo para acercarse a un profesional de la salud”, ilustra Alejandro García, médico especialista en deportes y suplementación deportiva, tal vez más conocido como @gymextremo, donde fue ganando seguidores gracias a su rol motivador y a proveer información confiable. Dado su éxito, el año pasado sacó su primer libro, “Maldita Caloría” (Planeta), buscando desmitificar la idea de que la misma dieta vale para todos, y proponiendo encontrar el “traje nutricional” adecuado para cada uno. “El libro busca disminuir obsesiones, apelar a la coherencia con un lenguaje sencillo para que lo lean todos y fundamentar lo que digo con ciencia, para que no quede solo en una opinión más”, describe García.

En ese mismo camino de la validez científica se inscribe Romina Pereiro –actual esposa de Jorge Rial- quien comenzó como panelista en “AM”, siguió en “Cuestión de Peso” y hoy se luce en “Morfi”. También acaba de sacar el libro “¡A comer! Sano, fácil y rico” (Ediciones Lea) y motiva a incorporar hábitos saludables en @romipereiro. “Hay mucha ‘infoxicación’, información de todo tipo que no siempre viene de fuentes científicas y genera confusión. Por eso está bueno transmitir mensajes serios y comprobados, y mejor aún hacerlo desde un medio masivo y con alto impacto”, sostiene. Precisamente, entre las cuestiones sobre las que más le consultan resaltan los mitos alimentarios.

Una de las razones de este surgimiento de los nutricionistas en redes tiene que ver con dar una respuesta al movimiento “fit” y sus postulados extremistas, que al entrenamiento diario le suman a veces la prohibición absoluta de carbohidratos y un permitido semanal (“cheatmeal”) que termina siendo un atracón. Así fue para Laura Romano, que abrió su cuenta @integralnutricion en 2015, en busca de comenzar a hacerse conocida lejos de su Luján natal, pero también para desmitificar estas ideas polémicas. “En ese contexto empecé a compartir las recetas que cocinaba y a brindar datos. Recuerdo un post en el que mostré que un alfajor de arroz es lo mismo que un alfajor mini, y fue una locura. Entendí que la gente necesitaba más información y le gustaba que una nutricionista hablara de darse los gustos y no de dietas estrictas”, cuenta. Entre el crecimiento de seguidores (hoy supera los 600.000) el siguiente hito fue recibir a Dalma Maradona como paciente, y no pasó mucho hasta que la llamaron de Telefé Noticias para tener su propia columna, donde desde hace un año y medio llega aún a más gente.

(Te puede interesar: Tendencias: los consejos para ser un buen influencer)

Boom editorial. En un país donde el 65 por ciento de la población tiene sobrepeso, la alimentación es un tema cada vez más relevante. Y una de las mejores formas de notarlo es mirar la lista de bestsellers. “Planeta fue la editorial pionera en publicar libros relacionados con la gastronomía. Y de la mano de estos vimos surgir el interés por mejorar la alimentación, primero en un público joven de mayor poder adquisitivo, y luego como tendencia masiva”, ilustra María José Ferrari, editora de la firma.

Desde 2016, la empresa comenzó este recorrido con “Eat Clean” (de la influencer de cuenta homónima, la estudiante de nutrición Rocío Engstfeld), que los sorprendió con ventas muy altas. “Confirmamos que había un nicho. La respuesta de los lectores fue y sigue siendo increíble; cuanto más específico y científico es el contenido, con información de avanzada, mejor funciona el libro”, detalla Ferrari.

(Te puede interesar: Divulgación 3.0: quiénes son los nuevos sex influencers)

Otros títulos de éxito rutilante de la editorial fueron “Nutrición Holística”, de Florencia Dafne Raele, y “Comer es un placer saludable”, de Daniela Lopilato, ambas con nuevos lanzamientos en carpeta. Para Raele, este boom se debe a que la nutrición ya no es solo vista como una herramienta para adelgazar, sino que se busca adquirir hábitos saludables que duren toda la vida. “Los alimentos son realmente medicina. Hay una mayor consciencia sobre esto y cómo se puede prevenir cualquier enfermedad dándole importancia a la calidad de lo que comemos”, ilustra la nutricionista, que también llegó a la fama vía su cuenta @beautyfreak.room. Su libro, que se mantuvo en el top 100 de ventas por muchas semanas, aborda el concepto holístico, entendiendo que el manejo del estrés, la espiritualidad y el ejercicio también son patas de una buena nutrición.

Alberto Cormillot fue el gran precursor de esta generación mediática, instalando desde hace años el tema. Fue mentor de muchos de los nutricionistas de hoy, como Romina Pereiro.

Para Lopilato (hermana de Luisana), este deseo de querer comer mejor nace, entre otras razones, por el exceso de harinas y azúcares en los alimentos industrializados, con relación directa con afecciones crónicas como diabetes, colesterol alto, hipertensión, síndrome metabólico y hasta algunos tipos de cáncer. “Todo se puede prevenir si se cambian hábitos y se realiza algún tipo de ejercicio de forma regular. Comer mejor y adoptar un estilo de vida saludable lleva tiempo y ganas, pero es el único camino posible para sostener un peso sano y prevenir enfermedades”, sostiene, al tiempo que agrega que los hábitos correctos se instalan durante los primeros años de vida, y por eso se encuentra enfocando su segundo libro a la nutrición pediátrica.

“Hay mucho por hacer y cada vez se está haciendo más masivo el tema. Hoy lo cool e inteligente es tener una vida sana”, sintetizan desde Planeta.