Menú
Personajes / 2 de septiembre de 2019

Ernestina Pais: “No tengo recuerdos propios de mi papá”

Periodista y actriz, habla de la dualidad en sus oficios, la maternidad, el amor, sus heridas y su historia familiar.

Foto: Juan Ferrari.

Dio sus primeros pasos en televisión de la mano de Jorge Guinzburg en “La biblia y el calefón” y “Mañanas informales”, luego en “Caiga quien caiga”. “Manejé Ferraris en un autódromo sólo para mí: así me sentía”, compara Ernestina Pais. Mientras la maquillan en el baño de Milion, restaurante que tiene con amigos desde hace casi 20 años, recorre su vida. Cuenta que se formó en cine y fotografía y que lo demás se dio naturalmente. Inclusive la actriz que descubrió hace pocos años surgió así. Y se lleva bien con esa dualidad. Hoy protagoniza “El show de los cuernos”, de gira por el país, y es panelista de “Intratables”. De carcajada contagiosa, Ernestina se pone seria y habla poco de su hijo Benicio (15) “Porque me lo tiene prohibido”, aclara. En cambio cuenta por qué se separó de su novio 17 años menor, romance que la tenía entusiasmada. Habla de la relación con su hermana Federica, su mamá Milka y su papá, José Miguel, desaparecido en la dictadura militar.

Noticias: ¿Cómo conviven la actriz y la periodista?
Ernestina Pais: Cómodas. Estoy haciendo algo que me había legado de una u otra manera, con participaciones esporádicas. Toda la vida envidié que los actores pudieran decir la misma letra. Pensaba que era un descanso para mí, que hago de todo desde que nací. Pero descubrí otro tipo de trabajo: la profundización en una misma cosa. Al profundizar, descubrís capas y todo cambia. En este momento, la combinación me parece de una salud absoluta.

(Te puede interesar: Soledad Pastorutti: “En el pueblo no hago ni los mandados”)

Noticias: Descubrió a la actriz pero no suelta a la periodista.
Pais: Empecé a trabajar tempranamente. En mi familia siempre hubo lectura política y análisis de la realidad. La biblioteca de mi viejo es la de una universidad. Tiene catálogos de armas de las guerras mundiales hasta estrategias de guerra, física nuclear, arquitectura. Empezó las dos carreras y no terminó ninguna porque lo secuestraron cuando cursaba cuarto año de Arquitectura. Ya era asistente de arquitectos en obras y en Chacabuco, provincia de Buenos Aires, hay cuarenta casas firmadas por él.

Noticias: ¿Qué recuerdos tiene de su padre?
Pais: No tengo recuerdos propios de mi papá. Y fotos tengo pocas. La última que me apareció fue en La Rioja, mientras estaba de gira. Había una familia enorme esperándome afuera del teatro y resultaron ser primas hermanas de mi papá que me dieron un sobre con cartas que mi viejo les escribía y fotos. Esa fue la primera vez que le vi la letra de mi papá porque no había escritos en mi casa. Tenía cuatro años cuando lo secuestraron y me sigue movilizando. Me largué a llorar porque todos tenían la frente de los Pais; fue fuerte ver rasgos de mi familia paterna que yo no conocía. Tengo una sola foto con mi papá de la mano. Pero mi vieja se ocupó de conservar lo más posible y mucha gente que lo conoció se acerca con fotos y anécdotas.

Noticias: Una infancia que moviliza mucho. ¿Qué otros recuerdos tiene?
Pais: Trato de que se unan las partes. Cuando empecé a reconstruir la historia de mi padre, se movieron muchas piezas. Tu salud emocional tiene que ver con los primeros años de vida porque esa memoria es la que te guía por un buen camino. Traigo todo lo que complete mis partes. Siempre alguien viene y me da un pedacito más del rompecabezas. Eso completa mi historia. Trato de lamer y cerrar las heridas.

(Te puede interesar: Naomi Preizler: “Me aburren los que se creen perfectos”)

Noticias: “Intratables” es una forma de volver a los orígenes. Dice que en su familia siempre hubo lectura política.
Pais: En “Intratables” me siento genial. Tengo una mirada con sentido común de la realidad. Jorge (Guinzburg) me decía que le aportaba mi sentido común y que hacía preguntas que él ya no se hacía. Estoy lunes, martes y miércoles en “Intratables” y de jueves a domingos, en teatro. Es una medida justa. Con las giras y temporadas, hacía tres años que no estaba más de tres días en mi casa.

Noticias: ¿Tiene formación como actriz o se animó a subir al escenario?
Pais: Casi todos mis personajes cortan la cuarta pared: le hablo al público. Está bueno porque como conductora puedo transmitir la verdad que creo. En teatro no tengo método pero calculo que voy a hacer un seminario ahora que me quedo en Buenos Aires. Toda mi vida aprendí de grandes maestros. Y estudié y leo mucho. Eso te forma como persona y para interactuar con tu oficio.

Noticias: ¿Qué aprendió de Benicio, como mamá?
Pais: Como mamá, todo. Como persona también. No soy una madre abnegada, lo cual mi hijo agradece. Benicio vive conmigo pero también con su papá (el fotógrafo Alejandro Guyot). Tenemos una relación de amor-odio pero Benicio quita lo que nos pueda molestar a cualquiera de los dos.

Noticias: ¿Le hubiera gustado tener más hijos?
Pais: Me hubiera gustado tener veinte. Tendría que analizar por qué no tuve más.

Noticias: Hasta hace poco estaba en pareja con un hombre con el que fantaseó ser madre otra vez.
Pais: En la idea estaba encantada pero para ser madre a esta edad hay que tener recaudos. Me pregunté si estaba dispuesta a ese sacrificio. Hay muchas maneras de sublimar la maternidad y tiene que ver con lo que hacés por el otro. Estaba entusiasmada con otro hijo pero tenía que hacer un trabajo que no estaba dispuesta a hacer. Es la separación que mejor me dejó parada porque estaban claros los motivos. No sé si voy a ser mamá otra vez. Hoy disfruto mucho de mi hijo. El otro día íbamos a visitar un psiquiatra. Benicio me dijo: “¿Sabés cuánto sale el minuto de tal? $ 55. Llegás, ni abre la boca y ya le debés $ 210” (ríe con ganas).

(Te puede interesar: Abel Ayala: “Creo que soy un viejo de 30 años”)

Noticias: ¿Cómo está su relación con Federica? Se dijo que estaban distanciadas pero la detención de su hijo Dante, acusado de robo, las unió.
Pais: Las familias que vivieron tragedias a temprana edad no tienen relaciones lineales porque se abren portales emocionales. Mi hermana es quien más me conoce en el mundo y yo a ella. Viste esa frase que dice: “No somos amigas pero cuando me necesites, voy a estar”. Eso pasó. Hay una verdad de la situación que nadie conoce porque es una causa en desarrollo. Con Federica hablamos día por medio o todos los días. Antes lo hacíamos a través de mi vieja. Es una tranquilidad y felicidad para mi mamá. Federica es mi hermana-madre y no quería que me diera más órdenes y se lo dije. Nos llevamos cuatro años, pero ella me cocinaba porque mi mamá trabajaba. Y es una carga para una niña. Nos reencontramos en un lugar hermoso porque no hay facturas y hay respeto.
Noticias: Cuando se mira al espejo, ¿se gusta?
Pais: No tengo conflictos con la edad porque la piloteo bien. El secreto es hacer lo que uno quiere. Y eso hago.

 

Liliana Podestá
@lilipodesta
Fotos: Juan Ferrari.
Agradecemos a Milion (Paraná 1048).
Peinado y Make up: Lucas Lyall.