Menú
Noticias Uruguay / 7 de septiembre de 2019

El empleo como prioridad

Varios coinciden en apostar a las PYMES y otros hablan de recapacitación preparando el futuro. NOTICIAS preguntó a cada partido cómo aumentar el empleo.

Por

CONSTRUCCIÓN. Con sus vaivenes, los obreros siguen teniendo trabajo. Piden reglas claras para la obra pública. //Fotos: Pexels.

A comienzos de agosto el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que en junio la tasa de desempleo trepó a 9,8%, un punto porcentual más respecto al mes anterior y casi dos puntos respecto al mismo mes de 2018. Es la tasa de desempleo más alta en 12 años. Hay que remontarse a julio de 2007 para encontrar una superior (10,6%).

Así las cosas, NOTICIAS consultó a los principales referentes de los partidos más importantes de cara a las elecciones nacionales para preguntarles qué planes tienen para mejorar las condiciones de empleo en el país. Los voceros del Partido Nacional, el Colorado y el Partido de la Gente coincidieron en una estrategia: apostar a las micropymes (micro, pequeñas y medianas empresas). Azucena Arbeleche, eventual ministra de Economía de un gobierno blanco, dijo que el enfoque de todas las propuestas de su partido pasan por dinamizar la actividad económica y aumentar el empleo. “El mayor fracaso de la política económica del FA es la destrucción de puestos de trabajo. El último número que salió lo confirma, pero desde 2014 vemos un deterioro continuo que se refleja directamente en la destrucción de puestos de trabajo”.

“Detrás de la caída del empleo y la inversión vemos que se le está sacando oxígeno a las personas y a las empresas. No hablo de una megaempresa, sino de mipymes que aportan el 40% del PBI del país, las que ocupan dos terceras partes del sector privado. Si ese pequeño emprendimiento quiere funcionar se encuentra con tarifas públicas altas, impuestos altos, infraestructura inadecuada. Palos en la rueda para que su empresa funcione”, diagnosticó.

La también economista Carmen Sánchez, que integra el equipo económico que lidera Arbeleche, explicó a NOTICIAS por qué entienden que hay que hacer foco en las mipymes. De todas las empresas del país, las mipymes son el 94% (sólo el 6% son grandes empresas). Y dentro de las mipymes, el 85% son microempresas, que emplean a uno solo o hasta cuatro empleados (una tienda, una carnicería, una panadería de pueblo, cualquier pequeño negocio). “Estamos hablando de 151.900 empresas, que generan el 67% de la mano de obra privada. Son en Uruguay 802.000 puestos de trabajo”, ilustró. “Tenemos que potenciar las mipymes, porque son las que generan mayor cantidad de empleo”, dijo Sánchez convencida.

Carmen SÁNCHEZ (Partido Nacional)

En el mismo sentido opinó Daniel Peña, candidato a vicepresidente por el Partido de la Gente (PDG). “Las principales propuestas de los partidos es reducir la gente y la plantilla del Estado, por lo tanto hay que incentivar el empleo privado, y se tiene que incentivar bajando impuestos y dando ayudas específicas en sectores específicos”, dijo. Por ejemplo, otorgándole exoneraciones tributarias a los empleadores que tomen personas menores de 25 años o mayores de 40, o capaciten a quienes han quedado a la vera de la tecnología.

MICROEMPRESAS. Son cerca de 400.000 los uruguayos que trabajan en empresas que emplean a una sola persona o cuatro como máximo. Son las más amenazadas. //Fotos: Javier Calvelo y Nicolás Celaya / ADHOC .

Peña y Sánchez coincidieron en que si a las pequeñas y medianas empresas se les dan facilidades como la que el Estado uruguayo le dio a UPM, otro sería el cantar. “Si a la empresa multinacional le diéramos las mismas condiciones que a las empresas nacionales, directamente no se instalaría. Las micropymes son el 90% de las empresas del país y las que generan mayor mano de obra y ocupación. Son a quienes hay que apoyar directamente”, dijo el diputado por Canelones.

La economista Sánchez lo dice así: “A las grandes inversiones como UPM les damos un montón de beneficios fiscales, de infraestructura y demás. Si les diéramos esos mismos beneficios a las empresas que generan 800.000 puestos de trabajo (sólo las micro ocupan 400.000), si a las empresas que emplean a tres personas les diéramos beneficios para que pudieran emplear a uno más, ¡ahí habría generación de empleo!”

El coordinador de programa del FA y contenido de campaña, Ramón Méndez Galain, dice que no comparte el diagnóstico. Y explica: “A UPM se le dieron un montón de cosas, pero también otorgó un montón de cosas, desde un instituto de investigación hasta una cantidad de cosas que van a terminar de ayudar a construir el futuro de toda la cadena forestal. Para empezar, no es cierto que no paga impuestos. Además, sube 2 puntos del PBI y genera 10.000 puestos de trabajo. Justamente en un momento en que tenemos que aumentar la inversión, hacer crecer la economía, bueno, este proyecto derrama en toda la economía”, dijo el asesor de Daniel Martínez.

Sánchez le contestó. “Cuando nos hablan de que una empresa extranjera puede emplear 6.000 o 10.000 personas en el momento de auge, yo les recuerdo que si se pusiera el foco en las micropymes uruguayas hablamos de 130.000 empresas que emplean a 400.000… Va por ahí nuestro planteo”.

Ahora bien, ¿qué medidas concretas proponen los partidos? Sánchez propone una reestructuración del régimen fiscal para las mipymes, donde cada empresa aporte en base a lo que realmente factura, y no considerando una estimación en base a una facturación ficta de acuerdo al porte de la empresa, como pasa hoy. “Eso hace que hoy estén aportando por montos fictos que a veces no tiene relación con lo que factura ni con la renta que obtienen”, sostiene. O, dice Sánchez, cambios en las tarifas públicas -de OSE o UTE, por ejemplo- donde existe un 400% de diferencia entre una tarifa residencial de una comercial. “Imaginate que la tarifa comercial la paga una microempresa, dedicada a desarrollar software con cuatro personas frente a una computadora. Esas personas consumen menos agua o electricidad que una familia tipo. Entonces, ¿por qué tienen que pagar un cargo fijo 400% superior? ¿Sólo porque son una empresa?”, se pregunta, de forma retórica.

Los nuevos empleos. La economista Ana Inés Zerbino, que integra el equipo económico del candidato colorado Ernesto Talvi, dice que tienen planes para la innovación, emprendedurismo y las TICs. “Hay que profundizar el desarrollo de todas esas áreas que van a la vanguardia y están moviendo la economía mundial. Necesita facilidades para desburocratizar y facilitar la exportación. Esa es una gran demanda de los emprendedores: nos dicen que el acceso a la exportación es muy lento y complicado porque está pensado para grandes volúmenes, no para pequeños. Hay que regularlo y buscar acuerdos internacionales con empresas como AliBaba o Amazon para facilitar la exportación de los pequeños y medianos emprendedores”, dice Zerbino.

Ana Inés ZERBINO (Partido Colorado)

El pensamiento de Daniel Martínez también va por ahí. “El mundo está cambiando tanto que se calcula que dos de cada tres niños que hoy nacen van a trabajar en oficios y tareas que hoy no existen, con lo cual en 10 años va a haber un montón de gente que no le va a servir lo que sabe”, dijo hace un par de meses a NOTICIAS el hoy candidato oficialista. Precisamente, para preparar gente para los “trabajos del siglo XXI”, el candidato propone crear el Sistema Nacional de Recapacitación para una Transición Justa. Su asesor, Méndez, lo explica así: “Hay gente que está en trabajos que van a ir desapareciendo y hay que favorecer una transición justa hacia una nueva generación de riqueza. Es decir, transformar las habilidades que tiene hoy la gente en otro tipo de habilidades”.

ALMACENES. Los voceros del PN y el PDG coinciden en señalar que los pequeños comercios son los que padecen más la crisis, asfixiados por los altos tributos y las tarifas públicas, sin exoneraciones. //Fotos: Javier Calvelo / ADHOC .

Para ese fin, el candidato del FA pretende ampararse en el sistema de educación pública y el Inefop, hoy desprestigiado. “Inefop maneja mucho dinero y tenemos que reinventar de manera profunda su actividad. Tenemos que tener una visión global de cuáles son los puestos de trabajo que están en dificultad y las nuevas habilidades que se van a precisar en el futuro”, dijo. Y así, Anep, la UTEC, la Udelar e Inefop serán las herramientas para transformar una cajera de supermercado en una testeadora de software, ejemplifica Méndez. La UTEC ya lo hace, en talleres intensivos.

Pablo Darscht, asesor del Partido Independiente (PI) en materia laboral y de innovación, compartió con Méndez en que el Inefop debe ser la herramienta encargada para la recapacitación de miles de uruguayos cuyos empleos corren riesgos. “Está claro que ahí hay mucha eficiencia por ganar. Hoy estamos pagando mucho dinero por capacitaciones que no necesariamente son las que el mundo del trabajo está requiriendo y tenemos una estructura que es absurda desde los costos”, dijo.

Pablo DARSCHT (Partido Independiente)

Darscht, ingeniero y con un MBA, cree que sería deseable generar incentivos adicionales para que las empresas capaciten a su gente. “Hoy no son atractivos porque cuando un empresario decide capacitar a su gente, tiene la duda razonable de cuánto tiempo la persona capacitada va a permanecer en la empresa. Hay que minimizar ese temor del empresario: o dándole una mayor exoneración tributaria si capacita muchos empleados o buscando cláusulas de salvaguarda para que no se vayan después de capacitados”, propone el vocero del PI.

Pero no todos los planes para mejorar el empleo pasan por hacer foco en las pymes o exoneraciones tributarias a empleadores proactivos en la recapacitación de sus empleados. La economista Zerbino, del equipo de Talvi, cree que hay que procurar incentivos a la inversión desde la modernización de las relaciones laborales. “Hemos dicho que queremos eliminar el decreto que entiende que las ocupaciones son una extensión del derecho a huelga. Pero además, hay algunos consejos de salarios que tienen previsto procedimientos a la hora del escalamiento de conflictos, pero otros muchos no. Hay que facilitar la negociación entre la empresa y el trabajador cuando se ponen de acuerdo -el descolgamiento-, pero también generar un mejor clima para que eso pueda ocurrir”.

Quiero ser emprendedor. “Falta una estrategia de fomento a la actividad emprendedora donde podamos nuclear todos los apoyos que hay, y apoyar de manera más eficiente, respaldar el emprendedurismo”, dice Sánchez, del PN. Habla de las nuevas tecnologías, de inteligencia artificial, de las start ups. Reconoce que en este gobierno se han conocido experiencias exitosas, pero “son puntuales”. “Nosotros planteamos que esto se extienda a toda la currícula”.

Méndez Galain, por su parte, plantea la distinción entre empleo y trabajo. Porque hay trabajos -dice- que a la brevedad dejarán de estar pautados por relaciones de dependencia, y estarán (están) más vinculados a pequeños grupos detrás de una “start up” donde todos son socios, o emprendedores en un espacio de “coworking”. “Hablo de impulsar la capacidad de emprender. Las personas deben acceder a capacitación específica para ese tipo de habilidades, pero también acceder a financiación y a impulsar capitales semilla para esos nuevos emprendedores”, dice. Esto es: las “estaciones del futuro” de las que habló Martínez (y Carolina Cosse) a instalarse en la vieja estación de AFE y replicadas en siete puntos más del país, más vinculadas a las actividades propias de cada zona geográfica.

En la coincidencia o la discrepancia, en algo coinciden todos los partidos (oposición y oficialismo): el empleo es, hoy, el tema prioritario en sus programas de gobierno.

———————————————————————————-

De la Gente: “La mía, la mejor”

Daniel Peña, candidato a vice por el Partido de la Gente, dice que el asunto no es sólo decir que hay que generar más empleo, sino decir cómo se logrará. “Y la única propuesta innovadora, en este sentido, es la de nuestro partido”, se jacta. Tras 74 pedidos de informes y pedidos de acceso a la información pública, el partido que conduce Edgardo Novick realizó un minucioso estudio de los organismos del Estado, y averiguó cuáles son las tierras y bienes estatales, al fin de tener una “visión estratégica” que apunte a poner el dinero donde el país produzca.

“Lo que planteamos es vender todo lo que no sirve o está en desuso (tierras, bienes inmuebles, vehículos), hacer un gran fondo y volcar el dinero de ese fondo -a pedir del año que viene, como medida rápida y urgente- en el empleo, ya que hay miles de uruguayos que se están quedando sin trabajo, otros miles se están yendo del país y tenemos al sector más débil de la población (las micro, pequeña y mediana empresa) en una fuerte crisis por la presión impositiva, por el avance de la tecnología y la pérdida de competitividad en el mercado”.

PROPUESTA. Peña propone un ambicioso plan para fomentar el empleo. //Fotos: Nicolás Celaya / ADHOC .

¿Cómo se hará, efectivamente, esto? Peña calcula que el costo que tiene exonerar de impuestos a la contratación de personal de mipymes es de 101 millones de dólares anuales. La venta de los bienes del Estado (edificios abandonados, tierras en desuso, coches oficiales y más) será administrada por la ANDE (la Agencia Nacional de Desarrollo y Empleo, tal como la bautizaría el Partido de la Gente), la ANDE le pasará los fondos al BPS para que gestione la exoneración de impuestos a los empleadores que obren bien y tomen población en riesgo (mujeres solas con problemas de acceso al crédito, hombres y mujeres menores de 25 o mayores de 40).

El partido estima que el fondo de todos los bienes vendidos acumulará unos 2.000 millones de dólares, la OPP será la encargada de vender los bienes y un fideicomismo terminará en esa recaudación en manos de la ANDE y ésta volcará lo recaudado en políticas de empleo y compensará la renuncia fiscal del Estado con las exoneraciones tributarias. “Eso mientras el propio Estado se va saneando después de achicar el gasto. Todo va de la mano de una buena gestión general”.