CINE | 14-01-2023 07:15

Atracción fatal: la remake tóxica de la icónica película de los 80

La serie protagonizada por Joshua Jackson, Lizzy Caplan y Amanda Peet se verá en abril por Paramount plus.

Los espectadores del streaming están cerca de ver otra icónica película de los 80 transformada en serie. El 30 de abril se estrena Atracción fatal (Fatal Atraction), basado en el exitoso thriller, dirigido por Adrian Lyne en 1987. Una decisión, por parte de Paramount Plus, que sigue el camino de otras plataformas similares que apostaron por remakes ochenteros, como Chuky o Cobra Kai.

Joshua Jackson (Doctor Death), Lizzy Caplan (Fleishman está en apuros) y Amanda Peet (Dirty John), son los nuevos protagonistas de esta actualización de la historia, que sigue el sórdido romance del abogado Dan Gallagher, interpretado por Jackson, con su compañera de trabajo Alex Forrest, representada por Caplan. El vínculo sentimental tendrá sus desastrosas consecuencias, que alterara la vida familiar del infiel letrado, dentro de un torbellino tóxico de persecución y violencia.

Atracción Fatal

En la versión original, la inolvidable Glenn Close, Michael Douglas y Anne Archer interpretaron los papeles principales en una historia sobre un hombre casado que tiene un romance con una extraña mujer que se obsesiona peligrosamente con él. La película recibió seis nominaciones al Óscar en las categorías de: mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor actriz de reparto, mejor guion adaptado y mejor montaje.

La producción de ocho episodios, escrita por Alexandra Cunningham (Dirty John), explora temas como el matrimonio, la infidelidad, la salud mental y la forma en que la sociedad ve a las mujeres. Sin embargo, en un formato más extenso en lo narrativo, el conflicto tiene otros matices.  “Estamos preparados para preguntarnos más sobre los personajes que podemos explorar en una serie de televisión de ocho horas”, afirma la guionista.

Atracción fatal (1987)

“El público de los 80 ve la película como una historia binaria de héroe contra villano, en la que Alex es la villana. Pero la lente a través de la que vemos el conflicto ha cambiado radicalmente”, apuntó Cunningham, refiriéndose al cambio de perspectivas comparativas, entre las décadas, sobre el vínculo de géneros y el feminismo, entre otros puntos.

En todo caso, la emblemática cinta valió a Glenn Close la nominación al Óscar y al Globo de Oro por su papel, una interpretación que la posiciono, dentro de un perfil dramático, entre las mujeres más solicitadas de Hollywood. También el recordado cineasta británico tuvo su mayor despliegue en la octogenaria década con films como “Flashdance” y “Nueve semanas y media”.

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios