Jueves 22 de febrero, 2024

CINE | 10-02-2023 18:48

Carlos Saura: su film argentino que casi gana el Oscar

El prolífico cineasta y escritor falleció a los 91 años en su residencia de Madrid.

En la capital española, el cineasta y escritor Carlos Saura falleció a los 91 años causado por una insuficiencia respiratoria. Reconocido por su prolífica carrera en la cinematografía como director, guionista y fotógrafo, su legado audiovisual se consolidó en más de 50 films que se desarrollaron desde la decadencia del franquismo hasta el pasado año.

Su último film “Las paredes hablan”, realizado en el 2022, tuvo una recepción muy satisfactoria entre la crítica especializada. Por ese motivo, el director español se encontraba en preparativos para desarrollar la biopic de la vida y obra del pintor malagueño Pablo Picasso. Además, fue anunciado como ganador del Premio Goya de Honor que se tenía planeado entregar en una ceremonia de gala este fin de semana. 

Si bien el cine fue el punto más fuerte en la producción artística de Carlos Saura, también incursionó en otras artes como la literatura, la fotografía y la dirección teatral. Las adaptaciones al escenario de “El coronel no tiene quien le escriba” y “La fiesta del chivo” llevan su firma. En el campo musical, Carlos Saura dirigió la ópera "Carmen" de Bizet en cuatro oportunidades, desde 1991 hasta el 2010. En ese terreno, su última labor fue con la obra musical “Don Giovanni” de Mozart.

Carlos Saura

 “Ay, Carmela”, “Cría cuervos”, “La madriguera”, “Salomé”, “La prima Angélica” y “Fados”, son apenas algunas cintas de su basta producción en el séptimo arte. Considerado como uno de los narradores de estilo clásico del cine español moderno, Saura llevó su visión cinematográfica a campos tan distintos como el documental y el musical.

Argentina fue uno de los países que el  español obtuvo un gran apoyo en su realización. Tras el éxito de “Ay, Carmela“en las salas nacionales a inicios de los 90, Saura fue convocado para asumir el guion y la dirección del film “Tango, no me dejes nunca”. En 1998, Argentina Sono Film llevo a cabo el ambicioso proyecto millonario para un estreno de carácter mundial.

 La película contó con un elenco artístico y técnico internacional de primer nivel. Protagonizado por Miguel Ángel Sola, Mía Maestro y Enrique Pinti, la cinta mantuvo  un trabajo corporal desde la danza personificados por los bailarines Juan Carlos Coppes  y Julio Bocca.

Tango, no me dejes nunca”

El rubro técnico fue de lujo, en la dirección fotográfica el italiano Vittorio Storaro, reconocido por el manejo de la luz en la cinta Apocalipsis Now de Francis Ford Coppola, fue imprescindible para el posicionamiento visual del film. En ese aspecto, la música a cargo del compositor argentino Lalo Schifrin fue la otra pierna en el que se sostuvo la creatividad y las buenas críticas.

Sin embargo, la recaudación de la cinta fue mucho menor a lo esperado y no llego a completar el costo de la inversión. Al contrario, en el campo de los festivales de cine y eventos de premiación, la película fue elegida para competir con varias nominaciones. El Festival de Cine de Cannes, los Premios Goya y los Globos de Oro fueron algunos de los escenarios.

Tango, no me dejes nunca”

El punto más alto se dio en la septuagésima primera edición de los Premios Óscar al participar en la categoría de Mejor película extranjera (de habla no inglesa). Carlos Saura siendo un cineasta español igual pudo acompañar al film representando a la nación albiceleste en el máximo galardón de la Academia. Pero el ganador de la estatuilla fue para “La vida es bella”, protagonizada por Roberto Begnini.

Carlos Saura mantuvo una producción personal y comprometida con el arte. Casado en su momento con la actriz Geraldine Chaplin, el cineasta español consiguió una trayectoria destacada convirtiéndolo en leyenda del cine español. 

 

 

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios