Jueves 16 de julio, 2020

CONSUMO | 13-05-2020 18:55

Comer en una burbuja: la propuesta de los restaurantes para sobrevivir

Un diseñador francés presentó un proyecto para que los comensales estén cubiertos por una campana de cristal acrílico. En Amsterdam, un restaurante ya se prepara para abrir ofreciendo invernaderos gastronómicos.

Lo que se ve en la imagen no es una foto conceptual. Ni un diseño de historieta. ¿Escena tomada de una serie distópica? Ni siquiera. Es lo que muestra y real, muy real: la mesa de un restaurante diseñada para permitir que los lugares para comer en público garanticen el respeto por el distanciamiento social.

Lo que cubre medio cuerpo de los comensales son campanas de cristal acrílico que cuelgan del techo y permiten que cada cliente se encuentra debajo de una especie de gran visera, abierta en la parte posterior para facilitar el acceso y evitar la sensación de claustrofobia que podrían sentir algunas personas. 

De este modo, cada comensal puede cenar o tomar una copa sin arriesgarse a recibir las microgotas que pueden despedir los vecinos de mesa y sin tener que subir y bajar barbijos que, una vez colocados, no deberían ser manipulados. El silencio no será una de las características de los restaurantes que tengan estas mesas, claro. 

El autor de esta idea es el diseñador de interiores Christophe Gernigon, y el proyecto en sí ya tiene nombre: Plex’Eat (por plexigrás, como suele denominarse al material con el que estarían hechas las campanas). La idea le surgió a Gernigon a partir de un sillón descubierto colgado por una campana que permitía escuchar música en silencio y que estaba en una exhibición en Asia.

Por el momento, Plex’Eat está solo en la etapa de proyecto. Un industrial contactó al diseñador para estudiar la posible puesta en marcha del prototipos y es por eso que Gernigon advirtió a CNET de Francia que aún es muy pronto para estimar cuánto costaría instalar esas protecciones en un restaurante. 

Pero los franceses no son los únicos preocupados por el futuro de los restaurantes y bares: en Amsterdam (Holanda) la mesa ETEN, expuesta en el espacio cultural Mediamatic, se basa en el concepto de pequeños invernaderos de jardín individuales dentro de los cuales es factible acomodar una mesa para dos invitados.

Cabinas en restaurantes

Los clientes están aislados unos de otros, respetando las medidas de distanciamiento social recomendadas por las autoridades sanitarias de todo el mundo: entre un metro y medio y dos metros.

La idea es que mozas y mozos usen viseras y guantes y que sirvan los platos con una tabla de madera larga para evitar entrar en los invernaderos.

Después de varias pruebas, el restaurante ubicado en el distrito de Oosterdook en el centro de la capital holandesa se abrirá al público el 21 de mayo: y ya tiene todo reservado hasta de junio. Con una condición: el menú es único, está compuesto por cuatro platos, y es vegetariano. 

 

por R.N.

Galería de imágenes

Noticias anteriores de "Consumo"

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario