COSTUMBRES | 26-06-2019 11:17

¿Cómo volverse vegano?

No se trata sólo de no comer carne. Tampoco hay que vestir o maquillarse con productos de origen animal. Para los que quieren cambiar su estilo de vida, los consejos de Marta Martínez, una experta en el tema.

En su libro, "Guía para el vegano imperfecto", la instagrammer  Marta Martínez Canal de @midietavegana, da los mejores consejos para pasar de una dieta "normal" a un estilo de existencia sin rastros de vida animal.

"No existe una forma correcta o incorrecta de empezar en el veganismo: hay muchas opciones válidas. Pero sí tienes que decidir la vía más acorde con tu estilo de vida y tu situación:

• Empezar de un día para otro. Generalmente, esta opción se aplica tan solo a la alimentación, porque abarcarlo todo de golpe es imposible y poco recomendable.

• Ir poco a poco, de forma gradual. Normalmente se empieza por la alimentación.

• Comenzar por otros ámbitos. No prioriza necesariamente la alimentación.

(Te puede interesar: 3 ventajas de la cosmética vegana)

Las dos primeras opciones son las más habituales, porque, como decíamos, priorizar la alimentación parece lo más lógico. Por mucho que para los animales sea igual de terrible ser criados independientemente de lo que produzcan (leche, carne, piel), y vivir encerrados en un pequeño receptáculo de un zoo, para nosotros no lo es. Culturalmente, no es lo mismo comernos a alguien que utilizar un champú para el que se ha experimentado, o ponerse un suéter de lana.

vegano

¿Cómo podemos ayudar a los animales?

• Con nuestro dinero, eligiendo qué compramos: tanto productos como marcas o servicios.

• Reciclando.

• Adoptando, rescatando o apadrinando animales abandonados.

• Apoyando económicamente a asociaciones y santuarios veganos.

• Votando a partidos que tengan políticas que favorezcan a los animales.

• Acudiendo a marchas, manifestaciones o performances a favor de los derechos de los animales.

• Promoviendo la divulgación del antiespecismo y del veganismo.

• Conformando grupos de presión política para contrarrestar a los lobbies carnívoros.

• Llevando también el veganismo al terreno profesional.

Aunque hayas decidido ir poco a poco o de golpe, lo cierto es que, de repente, te encontrarás con que tus marcas favoritas, tu comida preferida o tu ropa ya no son aptas. Tampoco el maquillaje que utilizas, parte de tus formas de ocio e incluso las medicinas. Al principio, puede ser estresante empezar a pensar de modo distinto. Es normal: al ver el mundo con otros ojos, este nos revela información que antes no teníamos en cuenta; de hecho, es habitual acercarse al veganismo al descubrir cómo se nos oculta.

(Te puede interesar: Niños vegetarianos: el nuevo veggie baby boom)

¿Por qué las papas fritas de sabores llevan componentes lácteos? ¿Desde cuándo los derivados de la leche o del huevo aparecen en la mayoría de los procesados, aunque no sean ingredientes? ¿Cómo puede ser que los condones no sean aptos? ¿Y tampoco la vajilla? ¡¿La porcelana lleva hueso?! Ya seas un vegano primerizo o no, estos son ejemplos que sorprenden cuando empiezas a revisar etiquetas en profundidad. La buena noticia es que podrás prescindir de la mayoría de estas cosas. ¿Te atreves a realizar un pequeño ejercicio sobre alimentación?

• Apunta en una libreta todo lo que comes en una semana. Absolutamente todo.

• Haz una lista de la compra en base a esto. Anota los ingredientes aunque hayas salido a comer fuera en algún momento.

• Pregúntate: ¿Cuántas veces repito alimentos animales? ¿Qué alimentos de origen animal se reitera más?

• Y lo más importante: ¿Detectas algún plato que se repita habitualmente en tu dieta?

(Te puede interesar: Estudios científicos abren un debate: ¿alimentos orgánicos sí o no?)

La mayoría de personas, ya sea por falta de tiempo, de habilidades culinarias o de gustos, nos alimentamos a base de un número restringido de platos. También es posible que solo tengamos acceso a una determinada variedad de alimentos. Así, es fácil acabar teniendo una dieta con poca rotación, aburrida pero cómoda.

¿Cómo acercarse a la alimentación 100% vegetal?

• Prueba el “lunes” sin carne: un día a la semana sin carne ni pescado.

• Anotate a alguno de los retos semanales de menú vegano saludable que hay en las redes sociales.

• Anímate a probar nuevos sabores y texturas; así no echarás nada de menos.

• Elimina la carne y el pescado en casa, reemplazándolos por alternativas vegetales saludables.

• Cuando estés fuera, elige opciones vegetales siempre que puedas.

• Cambia la leche y el queso por alternativas vegetales que te gusten. • Revisa cuidadosamente las etiquetas de lo que compras; hay muchas opciones sin ingredientes animales.

• No fumes. Las colillas son un problema de contaminación de primer orden.

Por suerte ahora, pese a un cambio de esta envergadura, encontrarás un nuevo mundo de sabores y texturas. Por supuesto, puedes empezar sustituyendo únicamente aquello que no es apto o determinados alimentos según el plan que hayas trazado. Pero, sin duda, te aconsejo que te apuntes a algún curso de cocina de tu nivel, de algo que realmente te apetezca. No importa que sea presencial u online: descubre la alimentación vegetal como más te apetezca; así seguro que te parece más sencillo.

Dicen que toda crisis es una oportunidad. En este caso, se trata de aprovechar en positivo una de las consecuencias que aparecen cuando revisas de arriba abajo tu alimentación. Tienes la fantástica oportunidad de experimentar con nuevos ingredientes, así que ¡aprovéchala!".

por R. N.

Galería de imágenes

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario