Thursday 25 de April, 2024

COSTUMBRES | 10-06-2023 10:32

Casarse en el Caribe está de moda

Se llaman “bodas en destino” y están en alza. Las playas del Caribe son las preferidas. Los que vienen a casarse a la Argentina.

Cuando Ramiro y May decidieron casarse, no querían una boda tradicional. Como para él eran segundas nupcias y en sus grupos de amigos llevaban ya varias rondas de casamientos, pensaron en hacer algo distinto. Y así, organizaron una fiesta en Punta del Este, Uruguay, un destino que para ambos tenía mucho significado gracias a los muchos veranos transcurridos ahí en la infancia.

La cita fue un fin de semana largo que les permitió mucho más que una noche de festejo. “Nos hacía mucha ilusión que la gente pudiera tomárselo como un programa, en un lugar de un casamiento más. Que hubiera que viajar al lugar elegido nos permitió estar más tiempo con nuestros invitados, y en los días previos al festejo tuvimos salida de golf, salida de mujeres y noche de tragos”, cuenta May. La convivencia con toda su familia, que alquiló un hotel en José Ignacio en el que se hospedaron por todo el fin de semana, fue otro punto fuerte del evento. Y la distancia también proveyó intimidad: el casamiento tuvo unos 100 asistentes, todos del círculo más cercano. “Como ir hasta allá no es tan simple, los que fueron eran los que realmente querían estar. Y eso fue lo más lindo”, sintetiza la novia.

Casamiento

Lo que Ramiro y May hicieron es lo que se conoce como “destination wedding” o “bodas en destino”, un casamiento que se realiza lejos del lugar donde la pareja vive y que implica que novios e invitados deban viajar. Un concepto que solía ser común en otras partes del mundo, como Estados Unidos o Europa, pero que de a poco empieza a verse también en Argentina.

Con los pies en la arena

Postal clásica de películas y también del imaginario popular, la playa es uno de marcos más elegidos para este tipo de eventos. Y es que sin duda aporta un contexto paradisíaco, sobre todo cuando la versión elegida está en el Caribe, uno de los destinos más exitosos. Por eso, son muchos los hoteles en la zona que han comenzado a ofrecer paquetes que les resuelven la vida a los novios.

Mesa

“Este año tenemos 40 bodas en toda la región de Paraguay, Uruguay, Argentina, Chile, Bolivia y Perú. Durante 2022 crecimos un 32% en cantidad de bodas, y en 2023 un 34%. Ya estamos vendiendo y proyectando el 2024”, describe Germán Poletti, encargado del segmento de bodas para RCD Hotels, firma a cargo de los hoteles Hard Rock en el mundo, entre otros. En este sentido, la Riviera Maya y Punta Cana son los sitios más buscados para festejar. Las razones incluyen los increíbles paisajes naturales, la intimidad de las ceremonias y las completas propuestas que acercan los hoteles.

Fiesta

La mayoría de estos resorts brindan una experiencia personalizada all inclusive para celebrar desde fiestas lujosas a bodas más pequeñas e íntimas. Esto incluye servicios de catering, ambientación, DJ y entretenimiento, entre otros rubros fundamentales, pero también cenas privadas para la pareja, torta de bodas, ramo, servicio de peinado y maquillaje y de conserjería personal. “El hotel de mayor solicitud es el Hard Rock Hotel Punta Cana, por la extensa playa y por lo preparado que está en términos de programas y beneficios”, detalla Poletti, quien agrega que la colección más solicitada es la Tropical Paradise, que propone, justamente, una temática tropical en todo el evento.

Para organizar estas fiestas desde Argentina, los novios suelen recurrir a agencias de viajes especializadas. Es que este es un sueño tan recurrente que ya existen paquetes “ad hoc”. “Los destinos que más solicitan los argentinos para casarse son Brasil (por cercanía), Punta Cana o México. Y todos piden realizarlo en la playa”, ilustra Agueda Iglesias, regional marketing senior manager Latam de Palladium Hotel Group, cadena que cuenta con resorts all inclusive en todos estos puntos y que para asistir a esta demanda creó “Weddings by Palladium”, una división que se encarga de planificar hasta el último detalle de estos paquetes.

“Desde propuestas sorpresa, inolvidables celebraciones en la playa y recepciones glamorosas hasta la planificación de la luna de miel, todo es posible”, describen desde la empresa. Para tener flexibilidad y poder diseñar el casamiento de los sueños acorde a cada pareja, se les asigna un coordinador que va llevando a cabo toda la organización. Basta comprar una “Colección de Ceremonia” y asegurar la fecha deseada con un depósito para comenzar la aventura. Iglesias sostiene que, en general, los novios se encargan de pagar la fiesta, y cada invitado se hace cargo de su propia estadía.

Torta

El valor de la personalización

Con 25 años de trayectoria en el mundo de la organización de eventos, María Inés Novegil ha visto de todo en el mundo de las bodas en destino: desde parejas que residen en el exterior y vienen a casarse a Buenos Aires a porteños que deciden viajar a distintos puntos, desde los viñedos de Mendoza o Salta y las montañas de la Patagonia a las ya mencionadas playas de México y el Caribe.

En el primer caso, es una tendencia especialmente en alza dado el tipo de cambio favorable para los extranjeros. Y dado que casi todo se realiza a la distancia, es fundamental contar con una gran asesoría. “Como 'wedding planner' soy el nexo directo con los proveedores a contratar. Me encargo del diseño y la logística y también de asesorar a los novios en la contratación de ítems más personales como maquillaje y peinado, ramo, tocado y traslados. También en la organización de eventos complementarios como la cena de ensayo, días de campo para los invitados del exterior, catas de vino, asado de despedida o consejos sobre cómo manejarse en la ciudad”, detalla Novegil.

Casamiento

En el caso de los argentinos que eligen celebrar afuera, la recomendación de la experta es tratar de lograr una boda lo más a medida posible. Es decir, aprovechar las bondades de un gran hotel, pero luego personalizar otros rubros y detalles de forma que el evento hable de la pareja y esta pueda sentirse identificada. “Por ejemplo, contratar la locación y la gastronomía, pero luego comenzar a jugar con otros componentes como la ambientación, la iluminación y la técnica, el DJ, el diseño de papelería, los estudios de foto y video y el entretenimiento”. En algunos casos, incluso, pueden llevarse proveedores desde Buenos Aires para armar el equipo.

Como lo que relataban Ramiro y May al inicio, en esta clase de casamientos el objetivo no es solo disfrutar el día de la boda, sino invitar a vivir una experiencia distinta, abarcando como mínimo un fin de semana completo. Por eso, son muchos los que incluyen en el agasajo bolsas de bienvenida para los invitados, con productos típicos y regalos, así como sorpresas en sus hoteles. La premisa es generar momentos y recuerdos únicos e irrepetibles, que perduren en la memoria de novios e invitados. Comenzar por un buen paisaje, en un destino distinto, parece ser un gran punto de partida.

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios