Monday 17 de June, 2024

COSTUMBRES | 11-09-2023 12:48

Cuáles son las alertas rojas al comprar productos de internet

Nueve de cada diez argentinos de entre 18 y 65 años hizo una transacción online alguna vez.

Las compras por internet son cada vez más frecuentes en el país, por ese motivo es necesario conocer ciertos aspectos en las transacciones. Lo primero que hay que saber es que cuando se realiza una compra por internet existe la opción de devolver lo comprado, siempre en las mismas condiciones que fue recibido.  Según el artículo 441 del Código Civil y Comercial de la Nación, y 4 y 9 de la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor, hay 10 días para arrepentirse.

En ese aspecto, los gastos que acarrean la devolución quedan a cargo del vendedor. Según el artículo 1110 del Código Civil, cualquier aviso que prohíba las devoluciones no tiene valor legal. Si bien la ley protege al comprador cibernético, hay que tener en cuenta que ciertos artículos no tienen devolución. Por ejemplo: los productos personalizados, los CD, videos o programas de computación y los diarios (Código Civil y Comercial, artículo 1116), entre otros.

En cuanto a las compras en el exterior, sobre todo de artículos difíciles de conseguir en el país, se debe saber que la ley argentina protege con mayores garantías las compras realizadas en sitios nacionales, porque en las compras sobre portales extranjeros entran a jugar reglas de derecho internacional privado, que pueden complicar el panorama. En cambio, las empresas argentinas tienen la obligación de informar nombre y número de CUIT, ya sea en la venta tradicional o en la hecha por teléfono, correo o internet.

Nueve de cada diez argentinos de entre 18 y 65 años compró online alguna vez.

Es recomendable comprar en sitios reconocidos, con experiencia en compra y venta online, y descartar las ofertas que nos llegan por correo electrónico masivo. Verificar las experiencias de otros clientes con los sitios en los que compramos y si esos usuarios son reales o fueron falseados. Si se constata lo último, es una alerta roja de que el sitio o el vendedor no es confiable.

Es más seguro comprar con tarjeta de crédito. Evitar giros postales o a través de empresas de envío de dinero que no permitan verificar al vendedor. Jamás se debe pagar por fuera de la plataforma mediante la cual se compra, ya que la mayoría de dichas páginas ofrecen garantías de protección al comprador frente a posibles contingencias.

Finalmente, obtener todo comprobante, factura, foto, texto usados para promocionar productos, datos enviados por mail e incluso la dirección URL donde se realizó la compra. Ante cualquier dificultad, esas van a ser tus herramientas de reclamo. Leer condiciones antes el costo final de la compra, asegurándose previamente el stock, con el envío incluido y si existe un seguro o se paga aparte.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios