Friday 21 de June, 2024

COSTUMBRES | 12-09-2023 12:03

Ruta Salamone: Recorrido turístico por las obras de un arquitecto de culto

Dónde están los edificios que construyó Francisco Salamone, repartidos en la Provincia de Buenos Aires. Los caminos para conocerlos. El libro gratuito que los detalla.

Hace 30 años, pasó de arquitecto exótico a ícono de culto. Las obras del ítalo argentino Francisco Salamone, diseminadas por la provincia de Buenos Aires, se han convertido en un punto de peregrinación. Apuntando a los interesados, un libro publicado por Ediciones Bonaerenses reúne todo su acervo. Se llama “Ruta Salamone” y fue escrito por Florencia Di Paolo, Sebastián Russo Bautista, Alejandro Gómez Monzón y Patricia Ratto, con prólogo de René Longoni, fotos de Martín Aurand e ilustraciones de Baires Baires (se descarga gratuitamente en la página web de la editorial). Ellos se dividieron la investigación de las rutas del sur, oeste, norte y centro de la provincia, respectivamente, y nos cuentan la experiencia de acercarse a las obras.

Ruta Salamone

Como muchos grandes, el trabajo de Salamone fue el de un adelantado a su tiempo. “Sus plazas y edificios construidos en unas 40 localidades entre 1936 y 1940 significaron la presencia de una arquitectura moderna y monumental (en los casos más notables) y se volvieron características del paisaje urbano de estos pueblos, más acostumbrados en su tiempo a la pampa y a las casas bajas”, explica el texto. Fue un talento prolífico, pero con casi nulo reconocimiento hasta entrada la década de 1990. Su arquitectura no puede encasillarse en un solo estilo, porque es la mezcla de varios y por ende la creación de uno propio: funcionalismo, racionalismo, art déco, expresionismo y neocolonialismo, entre otros, se combinan para forjar su impronta.

Francisco Salamone

¿En qué pueblos conviene parar para conocer sus edificios? Aquí algunas indicaciones. De paso, sugerencias de otros puntos atractivos para visitar en esas mismas ciudades y volver más interesante el recorrido por la provincia.

Los caminos

Las rutas pueden dividirse en cuatro. Hacia el sur, el mapa recorre Tornquist, Saldungaray, Coronel Pringles, Laprida y San Jorge. En Laprida se destaca el matadero, de estética futurista, con una torre que dialoga muy bien con el palacio municipal, otra obra propia. También el corralón municipal, la fuente de la plaza central y el cementerio, cuyo portal es el monumento religioso más grande de América Latina después del Cristo Redentor de Brasil. “Su estructura puede verse a lo lejos, en medio de la llanura, como la mayoría de las obras de Salamone (…) Hay que alejarse para apreciarlo y el camino arbolado aporta misticismo a la procesión. No se parece a nada”, relata Florencia Di Paolo.

Francisco Salamone

Quienes decidan parar en esta ciudad, pueden visitar también otro punto turístico interesante: laguna El Paraíso, un exuberante entorno natural alrededor del que se creó un complejo recreativo y un balneario. Es una zona reconocida para la pesca, dado que en sus cercanías se ubican otras dos lagunas, Piorno y Quillalauquen.

Hacia el oeste, la “ruta Salamone” sigue por Pellegrini, Tres Lomas, Salliqueló, Guaminí, Villa Epecuén y Carhué. En Guaminí resaltan la municipalidad, la plaza Alsina, el Cristo y el matadero. Sobre este último expresa Russo Bautista: “una poderosa edificación hecha para sobrevivir inclemencias, construida no solo para producir carne, sino un efecto visual de monumentalidad estatal, en este caso en el ingreso de la ciudad de Guaminí”. Construido en 1937, es una mole de hormigón que convoca a los turistas a detener su marcha e inmortalizarlo en foto.

Francisco Salamone

La visita a Guaminí puede completarse con un recorrido por el balneario Laguna Alsina, cuya costanera es pintoresca y regala el siempre encantador paisaje del atardecer sobre el agua.

Puntos cardinales

En las rutas del norte, el mapa destaca Juan Bautista Alberdi, Vedia, El Dorado, Leandro N. Alem y Alberti. En Vedia, la municipalidad es un monumento perfecto al art déco. Con una torre coronada por un reloj (que hoy figura detenido a las 4:40), se presenta amplia y circunspecta. “Impresiona pensar en los albañiles y el capataz que, bajo la sombra de Salamone y con las herramientas de hace casi 90 años, montaron esa imponencia de hormigón a esas alturas de la historia y del cielo”, apunta Alejandro Gómez Monzón, quien recorrió la zona para describirla. Otro hito salamónico de Vedia fue el matadero, que aunque en pie, hoy devino en perrera municipal.

Francisco Salamone

La visita a Vedia puede completarse paseando por la estación del ferrocarril de arquitectura inglesa, visitar las 70 hectáreas de parque que componen el balneario municipal y hasta celebrar la Fiesta en Homenaje al Caballo el segundo fin de semana de septiembre.

Finalmente, las rutas del centro nuclean Adolfo González Chaves, Chillar, Azul, Miranda, Rauch y Cuartel VII. Para muchos estudiosos de este arquitecto, sus obras en Azul son algunas de las más importantes de su trayectoria. Aquí se encuadran la Plaza San Martín, el matadero municipal, la portada del Parque Municipal Domingo F. Sarmiento y el cementerio, que varios consideran una de las creaciones donde mejor explayó su estilo. En su ingreso, una imagen cubista del arcángel Gabriel con una espada domina la escena, mientras gigantes iniciales de RIP lo secundan. Inaugurado en 1938, impacta con 21 metros de altura y 43 de frente.

Francisco Salamone

El viaje a Azul puede complementarse con otras actividades: una visita al monasterio trapense, que puede regalar un momento especial: una misa cantada por los monjes; o al histórico Teatro Español; o a la reserva natural Boca de las Sierras, donde es posible hacer trekking y admirar esculturas de Carlos Regazzoni.

Francisco Salamone

A lo largo y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires, Francisco Salamone dejó sus huellas. Seguirlas será iluminar la imponencia de su estilo arquitectónico, pero también adentrarse en el encanto simple de los pueblos rurales.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios