CULTURA | 16-10-2021 23:30

El casamiento de Perón y Evita: presión social y estrategia política

Cinco días después del 17 de octubre y el acto que marcó el nacimiento del peronismo, la pareja se casó. Por qué Perón no quería y la frase de Evita.

Hace 76 años el coronel Juan Domingo Perón y Eva Duarte se casaban por civil. Fue el 22 de octubre  y luego por Iglesia el 10 de diciembre. El historiador Alberto Lettieri hace una lectura del casamiento de Eva y Perón y de cómo repercutió en la época.

Noticias: ¿Perón y Evita realmente se conocieron en ese evento de recaudación de fondos por el terremoto de San Juan de 1944 o ya se conocían previamente?

Alberto Lettieri: Recordemos que Evita tenia una actividad sindical muy importante previamente, razón por la cuál la construcción mítica del peronismo fue creer que se conocieron en ese lugar. Puede ponerse en duda el hecho de que tuviera algún tipo de conocimiento previo.

Noticias: ¿Por qué razón han tenido que casarse?

Lettieri: Efectivamente tiene que ver con condiciones socio culturales de la época. Los condicionamientos sociales que impedían el concubinato o que lo sancionaban duramente, sería impensado un Alberto Fernández con Fabiola. Fue por esta la necesidad de aceptación, tanto lo que es adentro de la casta militar, como también lo que tiene que ver la Iglesia y la sociedad en su conjunto. Recordemos que Evita hacia una actividad teatral y como todas  las actrices incluso hasta el día de hoy, siempre se sembraron dudas respecto a su moral o de su comportamiento. Es algo que está asociado a los prejuicios y el hecho de que alguien que se postulara a la presidencia de la Nación, no solo estuviera viviendo concubinato, sino que lo estuviera haciendo una actriz generaba cuestionamientos sociales y también podría tener una incidencia negativa en el proceso electoral que ya estaba en plena marcha.

Noticias: ¿Crees que el casamiento estaba condicionado por la presión social?

Lettieri: Sí, por esta razón vemos dos cosas que son bastantes claras. Fue un casamiento que estaba condicionado por prejuicios sociales, y por otro lado Perón no manifestaba demasiado entusiasmo en ese casamiento justamente por la situación de la presión social de su entorno. Perón era viudo por entonces y no hacia demasiado tiempo que estaba con Evita, razón por la cual podría considerar como apresurado el matrimonio, no es que se haya arrepentido después pero en ese momento se ve que hay en él desagrado, no por Eva, sino por los condicionamientos.

Noticias: ¿Qué piensa de la frase de Eva cuando le dice a sus amigas: “Chicas ya lo casé"?

Lettieri: Es una frase muy interesante, cuando dice: me casé. Porque se nota en personas que presuntamente tenían una visión mas amplia de la sociedad y de las relaciones humanas como la comunidad artística, de todas maneras seguía existiendo una cultura tal vez misógina, una cultura de supremacía masculina claramente. Para la mujer el hecho de casamiento implicaba todavía un logro, lo casé, lo atrapé. Finalmente es muy interesante ya que ahí se muestran los orígenes sociales de Evita por ejemplo, para una mujer de alta sociedad a lo mejor el casamiento no resultaba algo tan determinante, pero para una mujer que procedía de segmentos más bajos, subalternos de la sociedad, el casamiento implicaba una forma de aceptación social, una forma de concreción , de un proyecto de vida, acorde a los cánones de la época.

Evidentemente no fue un casamiento más del montón. Aunque el mismo Perón hubiera querido que pase desapercibido pero no sucedió así, justamente todo lo contrario. Esta celebración de unión marcó a una pareja que se convertiría en los gobernantes más famosos y aclamados por los sectores más  vulnerados  y necesitados de la sociedad, hoy recordados e idealizados por casi todos capítulos de la historia Argentina de 1945.

 

*Mariana Ríos Ortega es alumna de segundo año de la Escuela de Comunicación de Perfil.

También te puede interesar

por Mariana Ríos Ortega

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios