Martes 11 de mayo, 2021

CULTURA | 11-03-2021 15:47

Jorge Carrión: “Netflix, YouTube y TikTok son los nuevos dioses”

Una conversación con el crítico Jorge Carrión sobre cultura y pandemia. Plataformas monstruosas, algoritmos y la recuperación de la lectura.

Si la cultura es un gran territorio en el que cualquier manifestación humana tiene derecho a reclamar un lugar; los géneros, prácticas y lenguajes nacidos en el siglo XXI tensan más allá de lo habitual los límites de su geografía.

Este estado de las cosas es el que suele describir con regularidad Jorge Carrión, en sus columnas de The New York Times o El País. Una forma de crítica cultural que abandona los caminos más transitados, para sumergirse en cuestiones de mayor actualidad; desde los géneros híbridos de hoy hasta las nuevas formas de vender un libro.

Formado en la tradición literaria, este escritor nacido en Tarragona, España, en 1976; se hizo conocido entre nosotros con “Librerías” (Anagrama), el volumen en el que rescataba la historia y tradición de las más clásicas librerías del mundo. En línea con este texto, hoy puede leerse uno de sus últimos trabajos: “Contra Amazon” (Galaxia Gutenberg), en donde de nuevo las librerías están en el centro y la plataforma que creció haciendo de la venta de libros una carta de presentación, es el gigante arrollador que amenaza con quedarse con lo mejor de la cultura analógica.

En “Teleshakespeare” (Interzona), en cambio, Carrión fue pionero en analizar las series que cambiarían los consumos artísticos de la última década. Y en su último libro, “Lo viral”, vuelve a pegar un salto y aprovecha la “viralidad” de la pandemia para meterse en la producción online, entre influencers, algoritmos y plataformas, “los nuevos dioses contemporáneos”, según las define.

Jorge Carrión

Desde Barcelona, vía mail, Jorge Carrión contestó las preguntas de NOTICIAS sobre libros, escritores, series y mucho más.

 

Libros y plataformas


NOTICIAS: ¿Qué lugar ocupa hoy el libro en la cultura y cuál será su futuro?

Jorge Carrión: Sobre el futuro es mejor no opinar: siempre nos equivocamos. Además, el futuro está en disputa, en tensión, a causa de la pandemia. Pero qué interesante es, en cambio, el presente, ese presente en que han subido los índices de lectura y en muchas ciudades del mundo, en cuanto acabaron las cuarentenas, tantísimos lectores salieron a apoyar a sus librerías, y a comprar libros por si los confinaban de nuevo; al mismo tiempo que lo han hecho el número de suscriptores de Netflix o de Disney+. Creo que el libro en papel va a seguir conviviendo con el resto de las formas de lectura y de consumo cultural, que el equilibrio que buscamos entre el mundo físico y el mundo virtual va a seguir siendo necesario. Sobre todo por motivos de bienestar, de salud mental.

Librería Lello

NOTICIAS: En “Lo viral” imagina que Amazon escribirá libros a partir de algoritmos. ¿De qué tratarían esos libros?

Carrión: El día que Amazon empiece a escribir libros seguramente los producirá según las tendencias de lectura y de mercado que sus propios mecanismos (como Kindle o Echo) hayan detectado. Por eso también digo en "Contra Amazon" que prefiero que no me espíen mientras leo y subrayo. No tengo libro electrónico ni asistentes virtuales.

NOTICIAS: La industria editorial nos inunda de títulos cada mes. ¿Cuál es su opinión sobre este modelo de negocio?

Carrión: No existe otro modelo de negocio, en nuestro capitalismo tardío, o como se llame ahora, que el de la sobreproducción. Los zapatos y los pantalones ya no duran ni un par de temporadas, del mismo modo los "productos editoriales", como los llamó Juan Goytisolo, están destinados a un consumo rápido y a caducar enseguida. Por suerte, la mayoría de los sellos editoriales, aunque estén en grandes grupos, siguen publicando literatura. Ojalá el prestigio de las formas de legitimación de la literatura, como el del premio Nobel o el premio Cervantes o la condición de maestro de las nuevas generaciones, sigan vigentes durante mucho tiempo y no se imponga del todo el criterio cuantitativo y viral.

NOTICIAS: Si el libro está en crisis, ¿por qué hay tanta gente que escribe?

Carrión: Porque el libro no está en crisis. Y porque la gente confunde redactar con escribir. Todo el mundo sabe redactar, peor o mejor, escribir, lograr que el texto sea además de bueno o efectivo o seductor, literario, no es tan fácil. Por otro lado, en la época de los tutoriales en YouTube, de los talleres de todo, de la autopublicación, de las redes sociales, la aspiración a publicar, más que a escribir, en una editorial de libros en papel se ha convertido en un fenómeno común. Mucha gente imagina la presentación del libro, los canapés, los invitados, antes de haber escrito su primer libro y sin sospechar lo difícil que es adquirir esa artesanía, por no hablar de ese arte. Es todo muy raro.

NOTICIAS: ¿Es un acto de resistencia seguir abriendo librerías o fundar pequeños sellos independientes?

Carrión: De resistencia y de insistencia. Me alegra, sin duda, porque en el mundo -sobre todo fuera de las grandes ciudades- faltan librerías, proyectos culturales, y la pandemia está provocando una cierta emigración de la metrópolis a los pueblos, y todo el mundo debe aspirar a ser feliz. Pero al mismo tiempo el trabajo de librero o de editor no es fácil. Precisa de habilidades que tienen menos que ver con la lectura o la cultura que con los negocios, la constancia, el don de gentes, la generosidad, la contabilidad.

NOTICIAS: ¿Cuáles son las librerías que los amantes de los libros deben visitar en el mundo?

Carrión: Muchas, tantas, cada cual tiene que decidir las suyas. Yo, este año en que no he salido de España, casi ni siquiera de Barcelona, he echado particularmente de menos Ler Devagar de Lisboa y Eterna Cadencia de Buenos Aires. Dos librerías impresionantes, muy distintas, que son al mismo tiempo espectaculares y cálidas, casi íntimas.

Eterna Cadencia

NOTICIAS: ¿Cómo definiría el fenómeno de las series en la historia de la cultura?

Carrión: He perdido interés por las series, por las obras concretas, y me han empezado a interesar en serio las plataformas y los algoritmos. Empecé a hacer crítica de series hace doce o trece años, cuando no era común en español, y ahora mis artículos y ensayos abren el foco y analizan Netflix, YouTube, TikTok o Spotify. Son los nuevos dioses contemporáneos. Las masas continentales que se apropian de todos sus contenidos. Y los eclipsan. Para las plataformas los autores y autoras no importan, importan solamente ellas. Y son cada vez más poderosas.

Lo viral

NOTICIAS: ¿Qué efecto tendrá en la cultura la pandemia y su viralidad?

Carrión: De nuevo el futuro... No lo sé. Pero creo que mi diagnóstico en "Lo viral" sigue siendo válido, unos meses después de terminarlo de escribir. La pandemia ha acelerado la digitalización del mundo, pero al mismo tiempo nos ha hecho darnos cuenta de lo importante que son para nosotros nuestras bibliotecas, nuestros juegos de mesa, nuestras mascotas o nuestras plantas, todas las especies compañeras. La ciencia ficción es el nuevo realismo y el terror de baja intensidad es la nueva normalidad. Y la cultura va a seguir siendo híbrida, clásica y viral, analógica y digital, vinculada con el cuerpo y el papel tanto como con las pantallas y las tecnologías que todavía no podemos ni imaginar.

Contra Amazon

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios