Martes 17 de mayo, 2022

ECONOMíA | 29-04-2022 15:29

¿Cuáles son los impactos del calentamiento global?

Cómo la agricultura, los mares, las lluvias y los bosques sufrirán el cambio climático.

El calentamiento global es el resultado del aumento de la concentración de carbono y otros gases en la atmósfera, provocado por las acciones humanas. Este aumento eleva la temperatura en la Tierra, lo que conduce al cambio climático global. No se trata solo de aumentos lentos y graduales del calor, sino de cambios repentinos y extremos en los factores que afectan el clima en su conjunto, los regímenes de lluvias y vientos, la frecuencia e intensidad de los eventos extremos, el nivel de los océanos, etc.

En la vida cotidiana, no sentimos el aumento gradual de la temperatura, que era de un grado cada cien años. Lo que notamos son eventos extremos, que están aumentando en intensidad y frecuencia. El volumen de agua en los ríos y embalses brasileños ha ido disminuyendo, pero solo se dieron cuenta de eso en el apagón de 2002 y cuando São Paulo casi se quedó sin agua, en 2014. Estas sequías han ocurrido antes, pero ahora son más frecuentes e intensas. Paralelamente, las lluvias caen fuera de temporada y también han sido más fuertes. Las inundaciones y deslizamientos de tierra en la Región Serrana de Río de Janeiro en el verano de 2012 fueron la mayor tragedia climática del país. Las precipitaciones no son nada nuevo, pero su frecuencia e intensidad sí lo son.

La agricultura es uno de los sectores más vulnerables al cambio climático. Cada finca cultiva lo que las condiciones climáticas permiten. Cuando el clima cambia, todo el sistema de producción cambia. La soja, la principal cultura agrícola en Brasil, tendrá su área apta para el cultivo reducida en un 50% o más, dependiendo del escenario climático.  Una situación similar amenaza la agricultura en Argentina y en todos los demás países.

El aumento del nivel medio del mar es uno de los impactos más amenazantes. El calentamiento global hace que la nieve y el hielo de las montañas y los glaciares se derritan, elevando el nivel del mar. El Polo Norte no está encima de un continente, es una masa de hielo flotante, por lo que su derretimiento no afectará tanto al volumen de agua, pero la Antártida está en un continente, y cada bloque que se desprenda hará subir el nivel del mar. Si todo el hielo de Groenlandia se derrite, el nivel subirá 3 metros; en el caso de la Antártida, ¡el mar subirá 58 metros! El aumento de CO2 en la atmósfera también ha aumentado su absorción por parte de los océanos, que se han vuelto más ácidos, destruyendo los corales y provocando efectos dominó.

La Amazonía es foco de atención mundial por su papel en la regulación del clima y por todo lo que representa en términos de ecología global. La deforestación no aporta nada en términos económicos y causa daños gigantescos en términos de clima y biodiversidad – cabe señalar: pérdidas económicas y financieras. La Amazonía siempre ha absorbido más carbono del que emite a través de la fotosíntesis. Con la deforestación, ahora emite más de lo que absorbe.

El planeta existe desde hace 4.500 millones de años. Los homínidos, nuestros ancestros más cercanos, aparecieron hace solo 2 millones de años. Al contrario de lo que vivieron, el clima ha sido excepcionalmente estable y amigable durante los últimos 10.000 años: el Holoceno. Fue esta estabilidad climática la que permitió una tremenda evolución humana. No sería mala idea respetar estas condiciones, dejar las condiciones que nos han dado a nuestros descendientes. La especie humana te lo agradece.

 

 

*Sergio Margulis es matemático con maestría en Impa (Institute of Pure and Applied Mathematics) y doctorado en Economía Ambiental del Imperial College London (1988). Fue economista ambiental en el Banco Mundial (1990-2012), es profesor en la PUC e investigador asociado senior en el Instituto Internacional para la Sustentabilidad y WayCarbon.

por Sergio Margulis

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios