Viernes 30 de septiembre, 2022

ECONOMíA | 16-01-2022 12:34

Errores de diagnóstico que condicionan el acuerdo con el FMI y la recuperación

La continuidad del rebote en términos de actividad que sólo podrá sostenerse durante 2022, estará relacionada con la velocidad del ajuste fiscal que impondría un acuerdo con el Fondo o una política de contención inflacionaria.

Cerramos el 2021 y comenzamos el 2022, observando datos de la economía que, por más que sea un rebote, entusiasman. Por una parte, el relevamiento del Ministerio de Trabajo dio a conocer que, en el mes de octubre, el empleo registrado se recuperó 0,3%, respecto al mes anterior. De dicho relevamiento se desprende que se habría superado el nivel de ocupación total previo a la pandemia (febrero de 2020) en casi un 2%. ¿Cómo? Esencialmente, fue gracias a los denominados “independientes”.

Pensando en términos de actividad, fue el INDEC quién informó que, en noviembre, la actividad industrial trepó un 4,8% respecto al mes pasado. Asimismo, la variación interanual de esta variable fue del 10,1% y el incremento respecto a los niveles previos a la pandemia se ubica en un 9,5%. Por su parte, la construcción tuvo una discreta mejora del 0,4%. Aunque, los puestos de trabajo de dicho sector mostraron un incremento del 19,3%, respecto a octubre de 2020, pero siguen estando 5,3% por debajo al mismo mes de 2019. En otras palabras, estamos hablando de 22.000 puestos de trabajo menos aproximadamente.

Otro dato que se sumó fue el de ADEFA. En este caso, se mostró que la fabricación de autos cerró el 2021 con un saldo positivo (+69%, respecto al año anterior) y que superó en un 38% los niveles de 2019. Las exportaciones crecieron 89% frente a 2020 y 15%, respecto a 2019. No obstante, desde el sector, se afirma que se perdieron ventas por falta de oferta, por la falta de dólares y las trabas a las importaciones (lo que complica el abastecimiento en las concesionarias). También ARBA finalizó el año informando que en 2021 la recaudación fue de $791.479 millones. Es decir, estamos hablando de un 70%, respecto al año anterior. Cabe mencionar que, en términos reales, el incremento de la recaudación del fisco provincial fue del 17%.

Ahora bien, ¿Este rebote en términos de actividad se podrá sostener durante el 2022? Todo esto estará relacionado, seguramente, con la velocidad del ajuste fiscal. Algo que seguramente está retrasando un virtual acuerdo con el FMI. En efecto, y consecuentemente, más allá de esos datos de la actividad que entusiasman, lo cierto es que el mercado de los bonos refleja las dificultades del país como también lo hace un cada vez más alto riesgo país y un dólar blue que al igual que los dólares financieros no agotan su tendencia alcista.

¿Por qué aún no se llega al acuerdo? En pocas palabras y, fundamentalmente, por un diagnóstico erróneo de los problemas macroeconómicos del país. Efectivamente, bajar el gasto público para corregir el desequilibrio fiscal va a ser, en lo inmediato, recesivo y detendría el actual proceso de recuperación económica. Pero a la vez, es trascendental hacerlo si se quiere una recuperación robusta y sostenible en el tiempo. La idea de que el gasto es lo que genera el crecimiento es el punto de conflicto central con el FMI, ya que equilibrar las finanzas públicas sin bajar el gasto público implica aumentar la presión tributaria (que ya es demasiado alta). El problema hoy con el gradualismo es que requiere de mucho tiempo para conseguir la corrección fiscal e implica el aumento de la deuda pública para financiar esa transición. No resulta razonable pensar que podremos acceder fluidamente a los mercados de deuda durante los próximos años. Recordemos que, durante 2020 y el 2021, el mix de financiamiento del déficit estuvo más ligado a la emisión que al endeudamiento. Además, actualmente, la ausencia de margen se hace más visible aún, dado que todas las variables de la macroeconomía están dando señales de alerta que, en caso de no ser corregidas, podrían interrumpir la recuperación. Creer en un gradualismo que descanse en el supuesto permanente de crecimiento de la economía, con estas condiciones macroeconómicas, se vuelve ilógico y altamente improbable.

Lo sorprendente, asimismo, es que el sendero fiscal presentado ante los gobernadores estima alcanzar el equilibrio fiscal recién en 2027, es decir cuatro años más tarde (2023 planteado en un principio). A pesar de que la recuperación fue rápida y que gran parte del impacto de la crisis 2020 ya ha sido superado, ahora los desequilibrios macroeconómicos son más agudos (más déficit fiscal, gasto público más alto, el atraso tarifario mayor, la cantidad de dinero en circulación es mayor, las reservas internacionales menores y considerando las netas estamos en mínimos históricos, la brecha cambiaria es mayor y la tasa de inflación de partida es mayor). Es por esto que la urgencia sobre el ordenamiento fiscal condiciona tanto la recuperación como el acuerdo.

En síntesis, el hipergradualismo fiscal presentado no posee ningún tipo de consistencia con los fundamentos de la macro tal cual están. De no llegar a un acuerdo con el FMI sobre la trayectoria fiscal, entonces, difícilmente sea cierto o al menos consistente que sí haya acuerdo con respecto a la trayectoria del financiamiento monetario por parte del BCRA y a la trayectoria de las reservas internacionales. Lo cierto es que ambas dinámicas están dominadas por lo que pase en el plano fiscal. De acá se desprende la importancia de acordar este plano para luego avanzar en los otros dos. Asimismo, el leve aumento de tasas de interés del BCRA no tendrá ningún sentido si no se logra disminuir considerablemente las necesidades de emisión del BCRA para financiar al fisco. Lo central está en comprender que ninguna medida de reducción del gasto público será más recesiva que un escenario de no acuerdo con el FMI o de un acuerdo débil que no logre restaurar los equilibrios macroeconómicos y que desemboque en una nueva crisis cambiaria con aceleración inflacionaria.

 

*Federico Pablo Vacalebre es profesor de la Universidad del CEMA

por Federico Pablo Vacalebre

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios