Martes 14 de julio, 2020

ECONOMíA | 29-05-2020 10:45

Polémica dentro de la Rural porque pidió el subsidio al salario

El presidente de la entidad, Daniel Pelegrina, la sumó al programa ATP ante la caída de ingresos. Su oposición interna lo cuestionó con una carta a los socios.

Una polémica estalló en la Sociedad Rural Argentina (SRA) por la decisión de su comisión directiva, que preside Daniel Pelegrina, de adherir a la entidad al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para recibir el subsidio al salario de sus empleados. El Movimiento Compromiso Federal (MCF), la línea interna contraria a Pelegrina, envió ayer una carta a los socios de la Rural para quejarse.

“Vemos con sorpresa y estupor que la actual dirigencia de la SRA haya tomado algunas medidas que, a nuestro juicio, están reñidas con la historia, el pensamiento y los principios que nos rigen hace más de 153 años de existencia”, comienza la misiva. “El daño a la entidad y la afectación de su imagen frente a la opinión publica pueden resultar irreversibles si no se actúa con la templanza necesaria. Durante un siglo y medio, la libertad, la firme defensa de la producción y la independencia de gobiernos de cualquier signo político son pilares indiscutibles donde se apoyan nuestros valores y nuestras ideas”, sostiene el grupo al que adhieren el ex ministro de Agricultura macrista y ex presidente de la Rural Luis Miguel Etchevehere. En las filas de Pelegrina recuerdan por lo bajo que Etchevehere cobró el sueldo de su empresa agrícola con el ATP y otros dos impulsores del MCF, David Lacroze y Martín Goldstein, también guardan vínculos políticos: ambos fueron de los principales aportantes de campaña de Cambiemos en 2017 y 2019, el primero fue funcionario de la Junta Nacional de Granos en la última dictadura y el segundo fue allanado en la causa de los cuadernos K por su empresa de señalética Cleanosol.

“Llama mucho la atención que apenas transcurrido el primer mes de la cuarentena ya exista una dificultad para afrontar obligaciones económicas que hayan llevado a la actual conducción a recurrir a un subsidio del estado bajo la forma de aporte conocido como ATP”, se refirió el MCF al pedido de ayuda para pagar sueldos desde abril. Un día antes, Pelegrina y el resto de la comisión directiva habían ofrecido su explicación en otra carta a los socios.

“El advenimiento de la pandemia y la declaración del aislamiento generaron un freno total a la actividad y a la normal operatoria de los servicios nuestra entidad”, alegó la Rural. “Durante las primeras semanas de la cuarentena, y debido a las limitaciones impuestas a la circulación y la actividad en general, los servicios de Laboratorio y Registros Genealógicos no pudieron operar normalmente, generando una merma en los ingresos que, en ese entonces, no se sabía aún qué alcance y duración tendría. Al mismo tiempo, la sociedad anónima que administra el Predio de Palermo sufrió una serie de cancelaciones de los eventos programados para el año y hubo que posponer la Exposición Rural y, consecuentemente, los ingresos que se generan para la entidad. Se produjo incertidumbre sobre el flujo de ingresos, con los riesgos que ello implicaba para el sostenimiento de la administración en general, pero sobre todo, para hacer frente a los salarios de más de un centenar de empleados para prestar los servicios de los Registros Genealógicos, del Laboratorio de Genética aplicada y sostener el sistema educativo, que incluye carreras terciarias de administración rural los cursos en ISEA y el Colegio Agropecuario en Realicó”, agregó la SRA.

En cambio, el MCF alegó con una frase que despierta polémica más allá de la entidad: “Si algo siempre nos ha caracterizado, por sobre todas las cosas, es el espíritu solidario para con el resto de la sociedad. Nos hubiera gustado debatir nuestro rol a la hora de requerir fondos públicos en un contexto donde, seguramente, haya quienes tengan necesidades mayores”. Y después continuó: “¿Se hizo alguna consulta a los socios acerca de la preferencia de generar aportes voluntarios en lugar de pedir fondos oficiales? ¿Cuál es el saldo en moneda extranjera que la entidad pudo acumular a modo de ahorro durante los últimos ejercicios según consta en sus balances? ¿Qué medidas tendientes a reducir el gasto fueron adoptadas una vez decretada la cuarentena? ¿Qué medidas se tomaron respecto a los importantes montos en concepto de honorarios y viáticos que perciben el presidente y el vice presidente de la entidad? ¿Qué medidas se tomaron respecto al hecho de mantener la tradicional sede de la calle Florida a la vez que ya se cuenta desde 2019 con la posesión de la nueva sede en la calle Juncal? ¿Cuál es el status de los sueldos que la provincia de La Pampa abona a los docentes del Colegio de Realicó y su vigencia?”. El MCF pretende enfrentar a Pelegrina, de la lista Unidad y Acción, en las elecciones de septiembre próximo, quizá con el ganadero y matarife Nicolás Pino como candidato.

En su comunicado, Pelegrina explicó: “Juzgamos necesario presentarnos al régimen ofrecido por el Estado Nacional del que todos formamos parte, y focalizado hacia todo el universo de empresas y entidades que sufrieran las consecuencias del impedimento de trabajar. Hemos podido preservar, hasta el momento, cada uno de los puestos de trabajo de nuestros colaboradores y su ingreso, que no se ha visto mermado. Desde el momento en que tomamos la decisión hace casi dos meses atrás, hemos podido reabrir y retomar en forma creciente la operación, tanto del Laboratorio como de los Registros Genealógicos. Tampoco hemos visto afectado, gracias al compromiso de todos ustedes -los socios-, el cumplimiento en las cuotas sociales. Con una detenida mirada sobre los gastos, es que seguimos buscando el equilibro de las cuentas de la entidad. Con la certeza de haber tomado la decisión correcta y la esperanza de que esta situación inesperada transcurra lo más rápido posible, los saludamos muy cordialmente”.

El MCF respondió a la misiva oficial: “Se intenta justificar la equivocada decisión argumentando la ‘paralización de la actividad’ cuando todos sabemos que tal cosa no existe, que la producción de alimentos esta exceptuada de la cuarentena y que como la misma SRA pregona en sus mensajes ‘El Campo No Para’. Es bueno recordar el especial cuidado que siempre se ha tenido en no requerir fondos oficiales que de alguna manera pudieran condicionar las acciones que hacen a la defensa gremial , tarea ineludible si las hay. Cuesta imaginar al presidente de la SRA, brindando un acalorado discurso en la histórica tribuna de Palermo, con reclamos o marcando diferencias, frente a funcionarios oficiales que pocas horas antes hayan firmado la asignación de recursos en dinero o aportes a su favor". La polémica está bien abierta.

Galería de imágenes

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario