Lunes 25 de mayo, 2020

ECONOMíA | 09-03-2020 17:51

Putin amenaza Vaca Muerta

La abrupta baja del precio del crudo, que pasó de 45 dólares el barril el viernes pasado a 34 este lunes, puede traer consecuencias importantes para nuestro país si se estabiliza en estos niveles.

La abrupta baja del precio del crudo, que pasó de 45 dólares el barril el viernes pasado a 34 este lunes, puede traer consecuencias importantes para nuestro país si se estabiliza en estos niveles.

Por un lado, favorece la estabilidad en el precio de los combustibles, los cuales incluso deberían bajar. Pero esta no es la consecuencia más importante, ya que el precio del crudo influye sólo un 20% en el precio final, con lo que la baja no va a ser significativa. El problema mayor y de consecuencias muy negativas para nuestro país es que este nivel de precios pone en peligro el desarrollo de Vaca Muerta, un recurso que prometía traernos en pocos años tantos dólares como el campo.

¿Se mantendrá el precio del barril en estos niveles? Es muy difícil hacer una proyección sobre su evolución, ya que el precio del petróleo tiene componentes tanto económicos como políticos.

Desde principios del siglo pasado, cuando comienza la era del petróleo, el mercado petrolero mundial fue un mercado sobre ofertado, por lo que se generaron distintos mecanismos para regular la oferta y mantener un precio equilibrado. En la década de 1920, EEUU (que producía casi el 90% del petróleo mundial) reguló la producción de cada uno de sus estados a partir de un sistema de cuotas que eran determinadas por la Texas Railroad Commission. Luego, en la década de 1930 las grandes petroleras, conocidas como las siete hermanas, se cartelizaron para establecer un precio de referencia y evitar guerras comerciales. En 1973 el control de la producción mundial pasó a la OPEP (Organización de Países Productores de Petróleo) organización creada por Arabia Saudita y Venezuela que estableció un sistema de cuotas de producción por país. En 2016, a partir de la sobre oferta generada por el desarrollo del shale en EEUU, Rusia se alía a la OPEP para participar en el sistema de recortes de la producción. Esta alianza se mantuvo hasta el viernes pasado, cuando Putin decide una jugada geopolítica cuyas consecuencias todavía no están claras y decide romper con la OPEP+, como se conocía a esta nueva alianza.

El coronavirus fue el detonante que dio la oportunidad para esta jugada. En los últimos años, la demanda de petróleo aumentaba alrededor de 1 millón de barriles diarios por año impulsada por China. La epidemia frenó el crecimiento de China y este año la Agencia Internacional de Energía prevé que la demanda bajará por primera vez desde la crisis de 2008. Arabia Saudita propuso un recorte de 1,5 millones de barriles diarios para equilibrar el mercado.

Rusia se opuso diciendo que el nivel de 45 dólares el barril estaba bien para su presupuesto, sabiendo que con ese precio iba a matar dos pájaros de un tiro: por un lado debilitar a Arabia Saudita que necesita un precio más alto para que cierre su presupuesto, por otra parte frenar el desarrollo del shale en EEUU.

Finalmente, Arabia Saudita rompió el acuerdo y decidió aumentar su producción y salió a ofertar el crudo a 5 dólares menos que el cierre del viernes pasado para ganar mercados contra Rusia.

Había comenzado una nueva guerra comercial del petróleo y este lunes el crudo cayó estrepitosamente. Como en toda guerra, hay daños colaterales. En este caso, lamentablemente, Vaca Muerta puede ser una de las víctimas.

* Director Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad.

por Víctor Bronstein

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario