Jueves 6 de agosto, 2020

ECONOMíA | 03-07-2020 16:15

Un grupo de acreedores presenta una propuesta cercana al Gobierno

El comité ACC, donde está el accionista mexicano de Telecom, acepta una quita de US$ 39.000 millones en ocho años. Pero los fondos mayoritarios siguen lejos del acuerdo.

Pese a las versiones de que el Comité de Acreedores de Argentina (ACC) se iba a partir, este miércoles presentó una propuesta unificada de cobro de la deuda, según informó hoy. ACC está integrado por fondos de inversión medianos que están cerca de acordar con el Gobierno, entre ellos los norteamericanos Gramercy y Oaktree y el mexicano Fintech, de David Martínez, accionista de Telecom. No constituyen el principal grupo de bonistas. Ese título lo tiene el Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de la Argentina, donde está el estadounidense BlackRock, el mayor fondo de inversión del mundo.

“ACC presentó una propuesta compatible con los objetivos de la Argentina, que también cumple con la Ley de Administración Financiera”, informó ese comité. “Específicamente, la propuesta del ACC tiene las siguientes características: alivio de flujo de caja acumulado de 39.000 millones de dólares hasta 2028; mismos bonos y estructura de amortización que la oferta argentina del 17 de junio; cupón promedio ponderado del 3,95%, sin superar el 5%; los bonos elegibles mantienen sus contratos originales; umbral mínimo de participación de dos tercios (de las acreencias para futuras reestructuraciones)”, continúa el grupo.

“Esta propuesta representa un esfuerzo significativo para satisfacer las necesidades de la Argentina y brinda a las autoridades una alternativa viable para dar vuelta la página y comenzar un proceso de crecimiento y estabilidad”, sostiene ACC. “Además, esta propuesta se ajusta a la evaluación del FMI de la capacidad de servicio de la deuda de la República, por lo que llegar a un acuerdo en estos términos sería mucho menos costoso para la economía argentina y su pueblo que permanecer en el estado actual de incumplimiento de la deuda. En consecuencia, el ACC continúa creyendo que la mejor manera de avanzar es a través de una resolución consensuada”, concluye. 

El Gobierno pretende acordar con ACC para presionar sobre el Grupo Ad Hoc. En las huestes de BlackRock consideran que se trata de un error de estrategia.

El Ad Hoc no acepta ni la quita ni las condiciones para una futura reestructuración que impone la Argentina. Acercó propuestas informales en los últimos días, pero el Gobierno las rechazó por los medios de comunicación, según los asesores del grupo. “Las autoridades cometen el mismo error que cuando ofrecían 32 dólares (por cada 100 adeudados). Cree que podrá romper el Ad Hoc. Ya no lo logró en dos ocasiones. Cree que lo conseguirá acordando con el comité más chico, que no tiene ni siquiera el 25% de la deuda. Va a volver a fracasar. Este gobierno no entiende cómo funcionan estas negociaciones. Siempre se agrupan en bloques, con los mismos abogados. Así no hay negociación. Y sin acuerdo, tampoco habrá arreglo con el FMI ni acceso a los mercados de deuda. Néstor Kirchner lo pudo hacer pero tenía la soja a precios récord y superávits gemelos (fiscal y comercial). No es la situación actual”, añaden en el Ad Hoc. Para evitar juicios en Estados Unidos, la oferta de pago de la deuda externa debe superar por lo menos el 66% de aceptación, por lo que el apoyo de ACC resulta insuficiente.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario