Domingo 24 de enero, 2021

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 22-11-2020 09:59

Arquitectura saludable en busca de la armonía

Dos arquitectas que buscan materializar, servir, y pensar espiritualmente cada uno de sus proyectos para lograr espacios eficientes y saludables.

Adriana Neimoguen y Myrian Abad son dos arquitectas que trabajan desde hace siete años, juntas, uniendo sus experiencias en distintas áreas, desarrollando proyectos corporativos, intervención en patrimonio cultural, diseños de hábitat, conjuntos habitacionales con permacultura, y siempre aplicando Bioaquitectura. “Nuestro propósito en común, es el de brindar un servicio que sume a lo funcional y bello, la pasión y compromiso de proyectar hábitats saludables y eficientes, que cuiden el medioambiente, las construcciones, la salud y los sueños de nuestros clientes”, asegura Adriana.

    - ¿Qué es la Bioarquitectura?

Es una interdisciplina holística que considera al espacio arquitectónico como la extensión del espacio psicológico y fisiológico. Antiguamente ya se sabía que el lugar donde se construye, las orientaciones, la luz natural, las formas, los volúmenes en el espacio, sus proporciones, su color, tienen efectos importantísimos sobre el cuerpo, el espíritu, y el alma.

    - ¿Es necesaria una mayor empatía con el cliente para este tipo de proyectos?

La búsqueda de la identidad del proyecto es el paso de mayor energía empática con el cliente y con el paisaje natural donde se emplaza la obra. Hay un tiempo fundamental en acompañarlos en aclarar y descubrir sus necesidades y su estilo de vida, de interpretar imágenes o situaciones que tienen en su inconsciente. En definitiva, de interpretar para concretar sueños.

    - ¿De qué manera influye el entorno en el diseño?

Nuestro contacto con la tierra y con todo lo que ella nos brinda visual y sensorialmente crea un diálogo de la obra con el paisaje que es absolutamente integrador, inspirador y potencia nuestra creatividad. Es como el lenguaje del cuerpo, nos informa más allá de las palabras. Nuestros proyectos tienen en cuenta, desde el primer momento, el estudio geobiológico del lugar. Conocer las energías telúricas del terreno, Hartman, Currey, Vetas de agua y Fallas Geobiológicas, gas radón, ionización del aire, contaminación electromagnética y tenerlas en cuenta en el diseño, nos compromete a construir arquitectura saludable, tanto para los habitantes como para la construcción.

    - ¿De qué manera influyen esas energías telúricas en los habitantes de la casa o en la misma construcción?

Desde el diseño del encadenado de los cimientos de una construcción, y hasta importancia de la ubicación del equipamiento de descanso -cama o escritorio, deben cuidarse que estén en zonas sanas-neutras de radiaciones y fallas geológicas que podrían afectar tanto el sistema inmunológico humano como problemas estructurales en la construcción. Estamos comprometidas con diseños sustentables, para maximizar la calidad ambiental, minimizando costos en el proceso constructivo, y costo en el consumo energético.

El entorno y sus recursos nos brindan las mejores respuestas constructivas, cimientos con palafitos, o trama de madera suspendida, energía eólica, cubiertas verdes, colectores solares, biodigestores, ventilación cruzada, reutilización del agua de lluvia. Una construcción saludable nos protege de radiaciones naturales, cuida de los recursos naturales, aprovecha la energía solar y eólica, desde lo técnico. Desde lo sensitivo humano, armoniza el flujo vital aplicando Feng-Shui, el poder de la Cromoterapia, y las energías de formas. Estos son los pilares-técnicos- de nuestros proyectos para lograr un todo en armonía.

Datos de contacto: Loma Verde, Escobar, Prov. de Buenos Aires - Tel.: (011) 5613 2248 / 56588963 - IG: @estudiohabitar.arqsaludable

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios