Friday 14 de June, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 20-12-2023 08:30

"La mente criminal detrás del espeluznante descuartizamiento navideño: una mirada desde la psiquiatría forense" - Brand

Por la Dra. Romina Abiad Médica Psiquiatra Forense y Perfiladora Criminal.

Dentro de los actos criminales más despiadados, el descuartizamiento resulta algo profundamente perturbador.

Existen múltiples y complejos motivos que explican este comportamiento extremadamente violento. El más frecuente es el denominado descuartizamiento defensivo porque el criminal lo realiza premeditadamente intentando borrar pruebas, ocultar la verdadera causa de muerte, facilitar el transporte y ocultar el cuerpo.

En casos de extrema agresividad el descuartizamiento ocurre por estados emocionales de ira o para humillar a la víctima degradándola más allá de quitarle la vida.  En los casos más extremos y macabros la mutilación ocurre en los crímenes de rituales satánicos o de tipo lujuriosos donde  predomina el sadismo y las perversiones sexuales.

Las estadísticas indican que la mayor parte de los perpetradores son hombres de entre 26 y 40 años, superan físicamente a la víctima, poseen habilidades en el manejo de armas blancas y en un 40% conoce a sus víctimas o tiene algún tipo de relación.

Se estima que solo un 25% de los casos están relacionados con trastornos mentales con alteración de la realidad o demencias. El perfil criminal agresor está vinculado predominantemente a una personalidad de tipo psicopática caracterizada por ausencia de remordimiento, falta de empatía, frialdad emocional y manipulación, pudiendo presentar además características sádicas.

Según fuentes periodísticas, en la madrugada de Navidad en el partido de Lanús un vecino encontró una valija de gran tamaño en la que se encontraba un cadáver incompleto de un anciano a quien le habían amputado la cabeza, las manos y parte de la pierna derecha. Las pistas llevaron al allanamiento del domicilio donde vivía la victima Atilio Pachu de 83 años con su hijo Alexis de 47 años quien se encontraba durmiendo agarrado de un cuchillo  ensangrentado, encontrando la cabeza y el pie derecho dentro del freezer y las manos dentro de una bolsa en el fondo de la propiedad

Alexis habría dicho que es cocinero y que su padre lo tenía cansado, y que lo descuartizó para seguir cobrando su jubilación aunque no admitió haberlo matado sino luego de que el padre estuviera muerto.

Mientras siguen pendientes los resultados forenses para determinar la causa de muerte, las pericias psiquiátricas y psicológicas podrían ofrecer una comprensión única de los motivos y trastornos que impulsaron a tan macabro acto y desentrañar los misterios que yacen tras esta perturbadora escena navideña.

Dra. Romina Abiad

Médica Legista y Perfiladora Criminal. Psiquiatra de Adultos e Infantojuvenil. Fundadora de la Unidad Federal de Perfil Criminal y Docente de Psiquiatría Forense.

Instagram: @doc.romi

www.docromi.com

www.lexartis.com.ar

 

 

 

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios