Jueves 26 de enero, 2023

EMPRESAS | 15-01-2023 00:03

El techo de cristal

Las trabas sutiles en las organizaciones para que las mujeres puedan desempeñarse en roles directivos fue el tema del seminario organizado por Perfil.

En la última edición de los eventos de la Agenda Corporativa anual del sector educativo de Editorial Perfil, se presentó El techo de cristal, un tema troncal en el sector corporativo: la barrera invisible que limita el ascenso laboral de las mujeres dentro de las organizaciones. El programa se emitió en vivo por Perfil.com, presentado por la periodista de Revista NOTICIAS Giselle Leclercq y contó con la participación de Sol Prieto, directora Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía y con Cecilia Bauzá, directora de Comunicaciones y Recursos Humanos de P&G Argentina.

El objetivo de estos encuentros es de reunir a las principales figuras políticas y corporativas para intercambiar miradas e inspirar compromisos en torno a los principales desafíos que enfrenta Argentina en diversas temáticas relevantes. La reciente creación de esta posición en el ámbito del Ministerio de Economía indica que la mirada equitativa debe incluirse desde la generación de política económicas y no sólo como un parche para la corrección.

Cifras. Un estudio reciente realizado por la consultora internacional KPMG, que también auspicia estos encuentros, puso de relevancia un dato alentador, pero todavía insuficiente. Tomando como base las 1.000 empresas que más facturan en el país, sólo el 16% de los puestos en el directorio están cubiertos por mujeres (5.248 son hombres y solamente 1.000 son mujeres). A su vez, las presidencias están ocupadas por hombres en el 93,5% de los casos relevados y sólo 11% de mujeres ocupaban la vicepresidencia.

De los 1.000 directorios de las compañías, 472 están integrados solamente por hombres y 6 exclusivamente por mujeres; en solo 10 directorios, son mujeres quienes ocupan las posiciones tanto de presidente como de vice y en casi 9 de cada 10 juntas directivas de dos o más miembros, la proporción de mujeres es menor de 40%.

Casos. En muchos casos, la delantera en esta tendencia la marcan las filiales de empresas multinacionales que siguen lineamientos de equidad de género fijados por sus casas matrices como una clara política corporativa. "El directorio de P&G Argentina posee un 70% de representación de mujeres", destacó Cecilia Bauzá haciendo una destacada mención a la empresa que integra (ver columna).

El aumento de la participación de mujeres en los órganos de máxima decisión de las compañías se va dando a un ritmo excesivamente lento. Si bien en posiciones de alta gerencia la presencia de mujeres es más habitual, en las juntas directivas sigue siendo una excepción. Las demandas de las nuevas generaciones, la presión de los “stakeholders” (grupos de interés en el desarrollo de la actividad de la empresa) y las experiencias que han demostrado que los equipos diversos generan mejores resultados parecen aún no ser suficientes para destrabar sesgos y prácticas arraigadas. La consultora Cristina Oneto, de Talentum, observa que “con las empresas que colaboramos hay más movimiento en las posiciones de supervisión y gerencias. La pandemia puso un freno en ambas partes mujeres y empleadores, un cierto retroceso en las posiciones directivas y CEOs; al tiempo que los reportes globales presentan tendencias muy similares”.

Además, Oneto explica que “empresas y mujeres tenemos sesgos cuando esos sesgos o creencias coinciden todos terminan creyendo que tienen razón”, por lo que sugiere que los puntos clave para transitar este camino hacia la equidad de la manera más efectiva posible:

-Crear consciencia que más mujeres en las mesas directivas es una tarea de toda la sociedad.

-Crear consciencia en las mujeres para que logren creer que “sí pueden” y que “sí están listas”.

-Ponerse objetivos y trabajarlos seriamente en las empresas.

-Idem en cada mujer para derribar sus bloqueos y falsas creencias.

Se trata de elaborar un tablero de control para poder monitorear estas variables tan sensibles para la construcción de un mundo laboral mejor.

por Marcelo Alfano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios