Martes 2 de junio, 2020

EMPRESAS | 17-05-2020 00:27

El tráfico de las telefónicas creció más del 30% en cuarentena

Crece el uso de voz y datos por el confinamiento social, tanto por trabajo como por entretenimiento. Polémicas por la calidad y la tarifa del servicio.

Si bien muchas de las actividades más comunes de las personas disminuyen en cuarentena, otras se potencian: este es el caso del uso de las telecomunicaciones. Es así que tanto Personal como Movistar y Claro registraron crecimiento del tráfico de datos en sus redes. 

“La necesidad de que muchas personas tienen de trabajar y estudiar desde sus casas amplió a toda la sociedad el entendimiento sobre los beneficios de una conectividad eficiente”, opina Alexis Krossler, el director de marketing de Telefónica Movistar para luego enfatizar que el objetivo principal de esta empresa española en tiempos de crisis es garantizar la conectividad, sobre todo teniendo en cuenta que el desarrollo de ciertas actividades depende 100% de la digitalización y la conectividad.

Sin embargo, entre una de las varias polémicas que se despertaron en torno al funcionamiento de las empresas de telecomunicaciones durante la pandemia, también existieron reclamos en cuanto al congelamiento de las tarifas de Internet, televisión por cable y telefonía móvil. Si bien no se tomó ninguna decisión oficial por el momento, desde el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) evalúan la posibilidad tras una negociación con las principales empresas.

Las dificultades para abonar crecen, mientras el consumo aumenta. Krossler cuenta que las redes de Movistar “soportaron un crecimiento del 40% entre tráfico de datos y de voz”. El alza estuvo sostenida por inversiones en “despliegue de redes”, que según explicaron desde Movistar fueron de aproximadamente 47.000 millones de pesos en total durante los últimos tres años. 

En Telecom, la empresa controlada por los accionistas del Grupo Clarín (los Noble Herrera, Magnetto, Aranda y Pagliaro), también comentan el fenómeno: “Registramos un incremento del uso de Internet hogareña del orden del 50%, de los servicios móviles de voz (70%) y de datos (30%), teniendo en cuenta que las redes fija y móvil se complementan y que muchas veces los clientes las usan alternativamente”.

 

En tanto, el CEO de la mexicana Claro en la Argentina, Uruguay y Paraguay, Julio Porras, se refiere a la importancia de hacerles saber a los consumidores la necesidad de un consumo responsable sobre todo en tiempos de cuarentena. “Las redes tienen capacidades finitas para responder a un tráfico determinado, incluyendo picos de consumo, pero son los clientes los que definen los volúmenes de tráfico de datos”, asegura Porras. 

 

ACUERDO ENTRE COMPAÑÍAS. En consecuencia, se llegó a un acuerdo entre todas las compañías de telecomunicaciones para hacer frente a situaciones de congestionamiento: Telefónica (con su marca Movistar), Telecom (Personal), AMX (la subsidiaria de América Móvil, de Carlos Slim, que opera como Claro); la empresa de red de fibra óptica sudamericana Silica Networks, del Grupo Datco, y la estatal Arsat, que tiene su entramado nacional. Desde Claro aseguraron que “se trabaja con las autoridades para asegurar conectividad en el acceso sin consumo de datos a la app de coronavirus y portales de educación”. 

Está claro que la digitalización en momentos de crisis es clave, no solamente en referencia al acceso a información sino también con respecto a la asistencia técnica en los casos más críticos como los servicios de emergencia. Es así que Krossler asegura que la digitalización tiene un “papel preponderante de inclusión social”. En Telecom agregan: “Proveemos de conectividad a 14 hospitales ambulatorios en todo el país y al centro sanitario del Gobierno en Tecnópolis; ampliamos la capacidad de llamados para el servicio de las líneas 107 y otras líneas dedicadas a la emergencia”.

NUEVAS PRIORIDADES. Si bien los tiempos de cuarentena parecen ser una gran oportunidad de negocios para las empresas de telecomunicaciones y entretenimiento, esto no significa que estas compañías queden exentas de ser afectadas por las condiciones económicas que llegan con el impacto del virus y más específicamente en el escenario económico argentino. “Nuestro negocio venía en línea con el presupuesto aprobado en 2019, en un contexto económico desafiante, con alta inflación y un fuerte impacto de la devaluación”, aseguran en Telecom. Sin embargo, con la irrupción de la crisis del coronavirus, algunos objetivos pasaron a estar por delante ya que, según explican desde la compañía, el foco puesto en “garantizar más que nunca la conectividad para todas las personas”.

 

Al factor económico se le sumó el humano, teniendo en cuenta que en el manejo de la pandemia uno de los puntos más importantes se refiere a los cambios en la modalidad del teletrabajo o homeoffice. “Uno de los primeros grandes desafíos fue implementar en tiempo récord que la casi totalidad de nuestros colaboradores pasaran a la modalidad de teletrabajo y redefinir los equipos de trabajo interno”, cuenta Porras, de Claro, la reorganización interna. Aunque para satisfacer las necesidades del cliente frente a las demandas por reparaciones y la necesidad de acceso de aproximadamente 21 millones de usuarios, desde la empresa mexicana decidieron continuar con la asistencia y habilitar puntos de atención de guardia en las distintas localidades.

por Camila Arostegui

Galería de imágenes

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario