Jueves 29 de septiembre, 2022

EMPRESAS | 13-09-2022 09:16

El 45% de los jóvenes elige la virtualidad exclusiva para trabajar

Las empresas deben adaptarse a las exigencias salariales y también atender las nuevas exigencias en los vínculos laborales.

La alarma se encendió en muchas multinacionales. Una compañía del rubro servicios lleva siete meses sin poder encontrar una postulante para ocupar uno de los tantos cargos vacantes. Otra, del sector petrolero, se preocupa por las constantes renuncias de su personal.

Nada es lo que era. La transformación de las organizaciones llegó para quedarse y los equipos de trabajo se adaptan al nuevo escenario. Los profesionales son los que ponen sobre la mesa sus exigencias y las compañías, sin importar su tamaño, deben ser más flexibles y negociar, verbo que no era conjugado en el mundo de los negocios hasta antes de la pandemia. Esta flexibilización laboral se impone de hecho.

Un estudio, impulsado por la agencia McCann y el equipo IDEA Joven, tuvo como finalidad conocer las preferencias en torno a las distintas modalidades de trabajo y la proyección profesional, sobre 425 encuestados (entre 18 y 40 años), mayoritariamente del sector privado, manifestó dos motivos principales para seguir en las organizaciones: remuneración acorde a sus expectativas, posición o desempeño (74%) y la flexibilidad horaria (70%). Alrededor del 47% de los jóvenes se manifestó por una modalidad híbrida de trabajo, 45% por la virtualidad de forma exclusiva y sólo 2% por presencialidad exclusiva.

Condiciones

Otro relevamiento realizado en el mercado laboral local desde la red BenchClub sobre 285 compañías que participaron, arrojó que el 26% de la dotación realiza tareas de “full remoto” y el 47% desarrolla una modalidad híbrida; el 54% otorga la misma cantidad de días para todas las posiciones susceptibles de trabajar en forma remota; la mayoría asigna entre 3 (35%) y 2 días (33%) y el 91% no controlan horarios en jornadas remotas; los más jóvenes y, sobre todo, los nativos digitales son los más reacios a volver a la presencialidad.

Y muchos en sus entrevistas para ingresar a una compañía preguntan directamente cuantos días de home office incluye la propuesta y si se les dice “uno o ninguno” se levantan y dan por finalizada la entrevista. “No se trata de hacer generalizaciones etarias o de género, la pandemia puso en la mesa la singularidad de cada uno de los trabajadores y la clave está en que las empresas desarrollen suficiente flexibilidad para poder gestionar las diferencias", agrega Gabriel Pereyra, CEO de la consultora modobeta.

"Está muy claro que las empresas que se nieguen a ir por ese camino y gestionen su talento a la vieja usanza, tendrán muchos problemas para retener y atraer nuevo talento hoy tan escaso en el mercado laboral”, sigue Pereyra.

Cecilia Amarillo, directora de Recursos Humanos de McCann Buenos Aires, cuenta cómo es la nueva normalidad: “predomina la flexibilidad y el trabajo desde casa. Solo se agendan visitas a la agencia para reuniones o proyectos específicos”.

Se está viendo la llamada “diversificación del empleo” y es más recurrente tener a profesionales trabajando de manera freelance (4,7%) o en proyectos temporales para empresas locales o extranjeras (3,2%), dando paso a un nuevo tipo de colaborador: el nómade digital.

“Las personas que tienen familia, cualquiera sea su modalidad, sin duda prefieren organizar sus horarios y mejorar los vínculos personales. Los adultos que conocen su tarea prefieren hacerla desde la comodidad del hogar sin pensar en qué ropa ponerse o en qué lugar (y a qué precio) irán a comer”, agrega Julio Bresso, director ejecutivo de Bresso C&M y profesor de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral.

Funciones

¿Cuáles son las funciones que demandarán presencialidad y las que permiten el home office? Lo responde Bresso: "Conceptualmente la mayoría de los trabajos tiene una variable home office, pero básicamente las fuerzas de seguridad (bomberos, policías etc.), también los periodistas, los empleados de sistema médico demandan presencialidad.

Y mientras los medios de transportes no se manejen por control remoto, todo tipo de conductores. Especial atención hay que prestar también a todos aquellos que ejercen la docencia, sobre todo en jardines de infancia, primaria y secundaria”.

Para Nicolás Stajnsznajder, CEO de la consultora COSYS, “depende de las posiciones y personalidades de cada colaborador, pero definitivamente los programadores prefieren la modalidad virtual”. “Todas las tareas que hacen los colaboradores de Cosys se pueden hacer desde la virtualidad, pero el contacto físico y humano en un mismo espacio de trabajo genera mayor fidelización, creatividad y compromiso”, amplía.

Cuando se analiza el segmento etario que prefiere las diferentes modalidades laborales no hay una respuesta definitiva. Erica Zamora, vicepresidenta de Gente de Cervecería y Maltería Quilmes para Argentina y Uruguay, no cree que la elección se vincule con la edad de un profesional, sino “con las diferentes personas tienen distintas necesidades”.

“Entendemos la realidad actual y sabemos que es dinámica y cambiante, por eso para nosotros el punto de partida es poner a la gente en el centro de todo lo que hacemos y estar en comunicación constante. Buscando mejorar su experiencia, acompañando y desarrollando a cada persona en los momentos más importantes de su vida y garantizando que haya igualdad de oportunidades”, cierra la ejecutiva. El mundo de las empresas no necesita de una ley: la nueva normalidad postpandemia impuso de hecho la flexibilidad laboral.

por Marcelo Alfano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios