POLíTICA | 05-10-2019 00:36

La disparatada denuncia de la AFI contra NOTICIAS

Apriete judicial. El director de Inteligencia impulsa la demanda desechada en primera instancia, pero reflotada ahora por la Cámara Federal.

En los tribunales de Comodoro Py se está tramitando una denuncia contra esta revista. Se trata de una demanda que inició la AFI en julio del año pasado por la revelación de datos sobre agentes de Inteligencia y que se investiga en el juzgado de Sebastián Casanello. El fiscal es Carlos Stornelli.

En noviembre pasado, Casanello decidió archivar la causa y el fiscal acompañó esa decisión. A los abogados de la AFI no les gustó esa decisión y apelaron para que la Cámara Federal tomara cartas en el asunto, algo que sucedió esta semana. La Sala 1, integrada por los camaristas Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia apoyaron el pedido de la AFI, fallaron en contra de Casanello y pidieron que se siga investigando a NOTICIAS. Llorens en su voto dio un paso más: sugirió que las medidas tomadas por el juez Casanello tendrían que estar enfocadas en sancionar “la revelación del secreto y no la obtención de la información”. Esta decisión está alineada con la estrategia de la AFI, que apunta a que se sancione la conducta de los dos periodistas denunciados: uno es Gerardo “Tato” Young y otro es quien firma esta nota.

(Te puede interesar: Justicia panqueque: jueces en alza, en baja y en default)

Avivada. Cuando Casanello comenzó la investigación, allá por julio de 2018, le había solicitado a la AFI, por sugerencia del fiscal Stornelli, que hiciera una investigación interna para averiguar el foco de la filtración. La AFI respondió que había consultado a la Unidad de Asuntos Internos y la Dirección de Contrainteligencia y ellos dijeron que no habían hecho sumarios internos y que esperaban que las respuestas a la filtración vinieran desde la Justicia. Es decir: no quisieron colaborar.

Según Casanello, el expediente tiene dos posibles líneas de investigación: 1) averiguar quiénes fueron los agentes de la AFI que filtraron los datos de los agentes y 2) responsabilizar a los periodistas que revelaron la información. En el primer caso, si se llamase a declaración testimonial a los periodistas, se chocaría el deber de la Justicia de la búsqueda de la verdad con la libertad de prensa y el derecho a preservar el secreto de las fuentes periodísticas, algo sagrado en esta profesión. La segunda línea de investigación es la que impulsa la AFI en todas sus presentaciones y que busca juzgar a los periodistas por el delito de revelación de secretos políticos, que tiene una pena de uno a seis años de prisión.

(Te puede interesar: La paciente “vendetta” de Stiuso)

En otro párrafo, Casanello había afirmado que esta causa no estaba reducida a los periodistas involucrados y sus revelaciones, sino que también involucraba “a todos los ciudadanos y el derecho a recibir informaciones e ideas: la libertad de expresión representa un derecho individual, pero también, y al mismo tiempo, un derecho colectivo”.

Sin embargo, la casa de los espías cree que esos argumentos del juez son inválidos y ahora la Sala 1 de la Cámara Federal les dio la razón. La insólita investigación contra esta revista continuará.

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios

Música

A tres días de las elecciones

El resumen de una jornada cargada de noticias.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario