Viernes 6 de agosto, 2021

SOCIEDAD | 07-05-2020 19:25

Los 5 mayores riesgos médicos para los chicos en cuarentena

Se realizó una mesa de trabajo entre profesionales de áreas infanto-juveniles y organismos de protección para abordar distintas temáticas de salud durante el aislamiento.

La pandemia por el coronavirus puso en segundo plano muchas cuestiones de la vida cotidiana, incluyendo algunos otros aspectos vinculados a la salud. Frente a esto y a las limitaciones que impone el aislamiento social, preventivo y obligatorio, diferentes profesionales que trabajan con niños, niñas y adolescentes, manifestaron su preocupación en torno a los cuidados de salud de ese grupo en este contexto.

En una reunión presidida por Yael Bendel, Asesora General del Ministerio Público Tutelar, y en la que participaron especialistas del Hospital General de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez y del Dr. Pedro de Elizalde; del Programa de Atención Domiciliaria Psiquiátrica de la Dirección de Salud Mental GCBA; de la Asociación Argentina de Psiquiatría Infanto Juvenil; de la Sociedad Argentina de Pediatría, entre otros, pusieron el eje en trabajar para que no se postergue la atención sanitaria de los menores. 

Los puntos que generaron más inquietud fueron la continuidad de tratamientos por trastornos alimenticios y afectaciones de salud mental, la consulta -aunque sea virtual- con pediatras, la prevención del embarazo adolescente y acceso a métodos anticonceptivos, y las situaciones de violencia hacia el interior de los hogares.

Constancia médica. En la charla hicieron un diagnóstico de la situación de salud general y salud psíquica en particular e hicieron hincapié en que se continúen los tratamientos por trastornos alimenticios y afectaciones de salud mental en niños, niñas y adolescentes. “Debemos centrar nuestras acciones para procurar la continuidad de los controles y seguimientos, sobre todo en neonatos, y alertando a los padres sobre la importancia de la continuidad de estos cuidados”, señaló Bendel.

En la misma línea la Dra. Adriana Ingratta, jefa de Unidad de Salud Mental del Hospital General de Niños Pedro de Elizalde expresó: “Lo que estamos observando y que queremos hacer hincapié es que no dejen de atender los problemas, tanto emocionales como físicos de los chicos, que esto no hay que descuidarlo, que hay que tratar de contactar a su pediatra, a su médico referente para poder transmitir esas dificultades y llegar a la consulta”. Ambas insisten en que sigan con frecuencia los contactos con pediatras, en especial en neonatos, y que sean los médicos quienes determinen si es necesario o no hacer consultas presenciales.

ESI y violencia intrafamiliar. Dado a que los mecanismos de detección de violencia familiar están restringidos porque los chicos no asisten al colegio, se buscaron herramientas para detectar estas situaciones. “Intentamos que sean los pediatras o los maestros los que a través de pequeñas entradas virtuales en los hogares puedan tener acceso a evaluar si existe algún indicador de violencia”, explicó Bendel. 

Además pensaron estrategias para que siga habiendo información y acceso a métodos anticonceptivos, que está dificultado por la imposibilidad de salir de los menores, para prevenir el embarazo adolescente. 

Por último, pidieron estar atentos a síntomas de ansiedad e incertidumbre que muestren los más chicos. “Es importante que, dentro de las rutinas con respecto a las tareas escolares, sepamos que no va a pasar nada perjudicial si el niño o el adolescente no capta o no aprende lo que están mandando en línea. Hay que bajar esa presión y permitir que expresen el malestar que pueden estar viviendo”, concluye Ingratta

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Delfina Tremouilleres

Delfina Tremouilleres

Periodista de Información General.

Comentarios